Los expertos creen que el coche eléctrico es indispensable para conseguir ciudades sostenibles

Imagen de energelia

Los vehículos eléctricos representan un elemento indispensable para la consecución de ciudades sostenibles, según han manifestado distintos expertos con motivo del Smart City Expo World Congress, celebrado recientemente en Barcelona, y que contó como protagonista con el Nissan Leaf, el coche eléctrico más vendido del mundo.

En grandes ciudades, como Madrid o Barcelona, las emisiones de CO2, de óxido nitroso y de partículas afectan gravemente a la salud de los ciudadanos. Además, se estima que el 70% de la población mundial vivirá en grandes urbes en 2050.

La densidad de población en las ciudades requiere acciones para un crecimiento sostenible económica y medioambientalmente, capaz de mejorar la calidad de vida de sus habitantes. Este es el principal reto y la razón por la cual la sociedad reclama ciudades más inteligentes (Smart Cities).

Ante este desafío, el coche eléctrico cobra especial relevancia. A juicio de Michael Braungart, fundador de la Agencia para el Fomento de la Protección Ambiental (EPEA) en Alemania, se necesitan vehículos de cero emisiones porque "es cinco veces más peligroso para la salud inhalar componentes químicos a través del aire contaminado que el alcohol".

"No se puede poner en peligro el futuro"

Braungart cree que en la movilidad del futuro habrá distintas opciones, "pero el sector más importante será el de los coches eléctricos porque no se puede poner en peligro el futuro". Ante obstáculos para el desarrollo del coche eléctrico como el alto coste de las baterías, el experto aboga por un sistema en el que el fabricante mantenga la propiedad de la batería y el cliente pague sólo por el uso.

Por su parte, el experto en innovación y presidente del grupo Reimagine, Peter Hirhsberg, opina que el papel del coche en la sociedad está cambiando, al igual que la visión de las ciudades y de la sostenibilidad. Por ello, apuesta por potenciar las infraestructuras de recarga para apoyar el desarrollo del vehículo eléctrico.

A su juicio, los recelos ante el coche eléctrico cambian cuando se usa por primera vez y se comprueba que la aceleración es diferente, que presenta cualidades deportivas. Además, los consumidores se dan cuenta de que existen automóviles nuevos que se adaptan a sus necesidades de movilidad.

Nissan apuesta por el eléctrico

De su lado, el director del Proyecto Cero Emisiones de Nissan Iberia, Javier Redondo, recuerda que en 2050 se calcula que existirán cerca de 2.500 millones de vehículos en el planeta, superando los 1.000 millones que existen hoy en día.

Para lograr los niveles de CO2 indicados por Naciones Unidas, las emisiones de dióxido de carbono de los nuevos vehículos deben reducirse un 90%. Ante el encarecimiento del petróleo, el coche eléctrico contribuye a reducir la factura energética ligada al consumo de carburante, que podría bajar a la mitad.

"Cabe tener en cuenta que este aumento de precios está acortando el período necesario para amortizar el reembolso inicial de un vehículo eléctrico a tan solo 4 años", añade Redondo, quien recuerda que Nissan apuesta por el vehículo eléctrico, por ser la única solución 100% sostenible porque no emite CO2 y porque evita la contaminación y el ruido en las ciudades.

"A través del plan de acción ambiental 'Nissan Green Program 2016', hoy ya somos la compañía número uno en coches de cero emisiones con el Nissan Leaf, del que se han vendido más de 42.000 unidades en todo el mundo. Nuestro objetivo es reducir el nivel de emisiones de CO2 de los nuevos vehículos en un 90% del 2000 al 2050", concluye el directivo de Nissan.

EP

shadow