Unesa pide subir un 30% los peajes de luz para evitar un déficit de 5.270 millones en 2012

Imagen de energelia

La Asociación Española de la Industria Eléctrica (Unesa) reclama al Gobierno en funciones que eleve en 2012 un 30% los peajes de luz, que recogen los costes regulados del sistema eléctrico, para evitar que durante el próximo ejercicio se produzca un déficit de tarifa de 5.270 millones, esto es, 3.770 millones más que el tope legal de 1.500 millones.

En una carta a la que ha tenido acceso Europa Press remitida al secretario de Estado de Energía, Fabrizio Hernández, Unesa pide que la orden ministerial de revisión de peajes "se ajuste al principio de suficiencia tarifaria" y respete "estrictamente" el tope anual de déficit de tarifa para 2012.

Fuentes del Ministerio de Industria consultadas por Europa Press señalan que el Ejecutivo en funciones tiene previsto remitir esta semana a la Comisión Nacional de la Energía (CNE) la orden de revisión de peajes.

El presidente de Unesa, Eduardo Montes, recuerda en la misiva a Industria que en los últimos procesos de revisión de tarifas se han sometido a alegaciones borradores que finalmente no fueron aprobados, lo que hizo que la patronal eléctrica recurriese el procedimiento ante los tribunales.

Junto a la carta, Unesa incluye sus previsiones para 2012. Si no se revisan al alza las tarifas, el sistema eléctrico ingresará 13.247 millones y afrontará costes por 18.517 millones, de los que 7.608 millones corresponden a las primas al régimen especial, entre las que figuran las renovables.

El diario 'El País', que adelanta estas previsiones, señala que una subida de peajes de al menos un 30% supone una presión al alza del 15% sobre la Tarifa de Último Recurso (TUR) de la luz.

Termosolar

Las eléctricas estiman que las primas al régimen especial experimentarán un incremento de 912 millones de euros hasta 2012 y equivaldrán durante el próximo ejercicio al 60% de todos los costes del sector eléctrico.

Las eléctricas advierten del alto coste de las tecnologías solares y abogan por una moratoria termosolar en España hasta que esta tecnología alcance un grado adecuado de desarrollo tecnológico.

La termosolar, aseguran, es la tecnología más cara del sistema eléctrico español y los planes del Gobierno de construir cuarenta plantas hasta 2013 supondrán tendrán un coste de 2.000 millones de euros anuales.

EP

shadow