Robotizar la limpieza de los paneles solares incrementa la producción en un 15%

Imagen de energelia

El fabricante de paneles solares SunPower adquirió la semana pasada una empresa llamada Greenbotics, que desarrolla robots para lavar las filas de paneles solares.

Los trabajadores que normalmente utilizan cepillos y cubos de agua estarán equipados a partir de ahora con un robot que se mueve sobre la superficie de los paneles solares, limpiando la suciedad y el polvo. Una vez ha terminado con una fila, el trabajador lo recoge y lo coloca en la siguiente.


Con estos robots se permite una limpieza 3 veces más rápida, lo que supone una mejora significativa para las plantas fotovoltaicas a gran escala, sobre todo en zonas desérticas con mucho polvo. Otra de las ventajas que presentan estos robots de limpieza es el menor consumo de agua, que puede llegar a ser de hasta un 90% menos que en los métodos tradicionales.

Gracias a estos robots se conseguirá de una forma más barata paneles limpios, ya que se podrá limpiar más a menudo de una manera más sencilla y, por ende, conseguir más energía solar. Al tener una limpieza eficiente, se puede incrementar la producción de energía en hasta un 15%, con lo que tener la capacidad de limpiar con más frecuencia puede suponer una gran diferencia.

La fabricación a gran escala en China ha reducido considerablemente los precios de los paneles solares en los últimos años, y cientos de ingenieros están tratando de aumentar la eficiencia de las células solares, pero las mejores técnicas de dichas células tienden a ser graduales. Al invertir en robótica, SunPower está atacando el llamado equilibrio de los costes del sistema, o el dinero gastado fuera del equipamiento real.
También se está trabajando en el desarrollo de robots para automatizar la instalación de los paneles e incrementar la eficiencia de los mismos. Es curioso como detalles como la limpieza o la instalación, que muchos podemos pasar por alto, puede suponer tanta diferencia a gran escala para el área de la energía solar.

shadow