PSOE advierte de que el crédito de 2.200 millones para las renovables puede ser ayuda de Estado

Imagen de energelia

El PSOE advierte de que el crédito extraordinario de 2.200 millones con cargo a los Presupuestos Generales del Estado (PGE) destinado a financiar las energías renovables puede ser considerado ayuda de Estado, por lo que pide que el proyecto de ley en el que se incluye la medida no aluda a estas tecnologías y haga una "referencia genérica" al uso que se dará al dinero.

Esta consideración aparece recogida en las enmiendas del PSOE a este proyecto legislativo, a las que ha tenido acceso Europa Press. El objetivo de la norma es reducir el desajuste del sistema eléctrico mediante la concesión de un préstamo a la tarifa con cargo a las cuentas públicas.

La norma indica que el préstamo se concede para financiar determinados costes del sistema eléctrico "ocasionados por los incentivos económicos para el fomento a la producción de energía eléctrica a partir de fuentes de energías renovables".

El PSOE pide eliminar esta alusión a las tecnologías 'verdes' para "evitar la eventual consideración de la financiación pública de las energías renovables como ayuda de Estado, lo que implicaría su sujeción a las limitacioneas previstas en la normativa comunitaria".

Además, considera que esta alusión a las renovables "resulta innecesaria, al mismo tiempo que limita las posibilidades de actuación a la hora de decidir a qué costes del sistema se debe aplicar dicho crédito extraordinario".

De hecho, "se podría dar la circunstancia de no poder aplicar los fondos así dispuestos a otro fin" en caso de que la norma se apruebe como está concebida en la actualidad, advierte.

Si se aplica el cambio propuesto, se evitará además la necesidad de recurrir a mecanismos adicionales de financiación, entre ellos posibles subidas de los peajes eléctricos, argumentan los socialistas.

Auditoría de costes

Por su parte, la Izquierda Plural, compuesta por IU, ICV-EUiA y CHA, ha presentado una enmienda a la totalidad del texto y varias enmiendas al articulado, en las que insiste en anular la referencia a las renovables, ya que el déficit de tarifa es fruto de "un problema estructural de la regulación" y no del coste de estas tecnologías.

Este grupo propone introducir además una disposición adicional por la que en el plazo de tres meses el Gobierno debará realizar una auditoría independiente de la composición del déficit de tarifa, así como otra en la que se deroga la moratoria a las renovables aprobada en enero de 2012.

BNG también ha presentado enmiendas a la norma, en las que coincide en eliminar la alusión a las renovables y en considerar que se produce una "culpabilización injusta" de estas tecnologías.

Deuda "odiosa"

Por su parte, ERC propone en sus enmiendas que en el plazo de un año se presente una reforma global del sector eléctrico en la que se prohíba el incremento del déficit de tarifa y que se realice una auditoría de costes de producción eléctrica.

Este grupo también se muestra partidario en sus enmiendas de que, si hay diferencias importantes en la estimación del déficit de tarifa con respecto al cálculo realizado por las eléctricas, se considere "odiosa" la deuda procedente de esta variación.

EP

 

shadow