PP rechaza en el Congreso la reforma energética del PSOE y reprocha que no la acometieran desde el Gobierno

Imagen de energelia

El Partido Popular ha rechazado este martes en el Pleno del Congreso la propuesta de reforma energética planteada por el PSOE, afeando al principal partido de la oposición que no acometiera estos cambios normativos pese a haber estado los últimos siete años en el Gobierno.

El portavoz 'popular' de Energía, Antonio Erías, ha expresado su "perplejidad" por la moción socialista en la que se proponía una reforma integral y de futuro del sector eléctrico, así como la retirada de las últimas medidas adoptadas por el Ejecutivo, como las nuevas medidas tributarias o los recortes de subvenciones a las renovables.

"El texto parece redactado por un partido que no ha estado en el Gobierno durante dos legislaturas. Si tenían tan claro que la reforma energética era vital para el desarrollo del país, si eran conscientes de la insostenibilidad del mecanismo de primas, de que era necesario modificar el mercado eléctrico o de que la seguridad regulatoria era un objetivo irrenunciable, no entendemos por qué no pusieron en marcha dichas reformas", ha espetado el diputado.

Por último, ha defendido que el Gobierno está ya trabajando en una reforma para el sector energético y en medidas para "disfrutar de un sistema sostenible, tanto ambiental como económicamente", acabando en primer lugar con el déficit de tarifa y continuando por diseñar las líneas de futuro para el mercado energético.

El psoe no lo ha hecho desde el gobierno

Además de Erías, otros diputados de la oposición también han criticado durante sus intervenciones la pasividad del PSOE a este respecto durante su paso por el Gobierno. Así, el portavoz económico de CiU, Josep Sánchez Llibre, ha expresado el acuerdo "global con la mayoría" de las consideraciones hechas por el PSOE, por lo que votarán a favor de la moción.

"Pero uno tiene la sensación de que lo que están planteando es una novedad, una modernización del sistema que querría implementar, sin olvidar que en las pasadas legislaturas un Gobierno socialista hacía justamente todo lo contrario de lo que hoy defienden", ha apostillado.

El diputado del PNV Pedro Azpiazu ha reconocido la necesidad de atajar el déficit de tarifa, si bien "también es muy importante establecer el modelo energético que se quiere para afrontar los retos de futuro". "No vaya a ser que las medidas que se adopten para el déficit tarifario vayan en contra de ese modelo futuro. ¿No sería más coherente haber tratado de definir y consensuarlo?", se ha preguntado, "sorprendido" por el planteamiento del PSOE, que durante años no ha acometido una reforma energética que diferentes formaciones reclamaban.

Pedro Quevedo (CC-NC), que ha anunciado el apoyo de su formación a la moción, cree que la propuesta es "oportuna" y que "genera una oportunidad"; mientras que Mikel Errekondo (Amaiur) ha pedido al Gobierno que "gire 180 grados" sus decisiones sobre los decretos "antirrenovables" y que "impulse una estrategia de medidas eficaces y rápidas para cerrar centrales térmicas e incineradoras tóxicas", si bien no apoyarán la moción porque no se corresponde con las políticas socialistas cuando ocupan el Gobierno.

Reforma integral de futuro

El portavoz socialista de Energía, José Segura, ha sido el encargado de defender la necesidad de acometer una reforma energética que afronte la dependencia exterior, genere un sistema sostenible medioambientalmente en el largo plazo y haga que las empresas del sector sean más competitivas para aportar generación de empleo cualificado al conjunto de la economía española y ofrezcan un precio competitivo a los consumidores.

Según el diputado canario, hace falta una reforma "intensa" del sector energético ya que hasta ahora los pasos dados por el Gobierno constituyen un "conjunto deslavazado e incompleto, que no resuelve los problemas del déficit tarifario y distribuye de forma desigual la carga de los ajustes".

"La reforma es inaplazable y ha de buscar la desaparición de soluciones parciales", ha exigido, pidiendo también que se recuperen las subvenciones a las renovables y se retiren las medidas fiscales aprobadas el pasado 14 de septiembre para el sector energético por considerarlas "arbitrarias, ausentes de lógica energética, económica y ambiental".

Auditoría de la Cne

Además, el PSOE ha aceptado sendas enmiendas de UPyD y la Izquierda Plural (IU-ICV-CHA) pidiendo una auditoría pública realizada por la Comisión Nacional de la Energía (CNE) sobre el coste de la producción eléctrica. Ambas formaciones han anunciado su voto a favor de la moción.

Laia Ortiz, de IU-ICV, ha apoyado la moción por ser una "enmienda a la totalidad" a la política del Gobierno, pero ha defendido la necesidad de "plantear una reforma en totalidad del sector energético y cuestionar las decisiones que se toman de forma atropellada y que son una bomba de relojería en el sistema energético", razón por la que su grupo ha presentado casi una decena de enmiendas. "Si llegamos a acuerdos, fantástico; si no, nos podemos abstener", ha dicho.

A renglón seguido, ha criticado que "el Gobierno es prisionero de los intereses de las grandes eléctricas" y ha reclamado un "cambio urgente" del modelo pero no según las ideas del PSOE, a quien ha reprochado que no modificara la ley mientras ocupaba el Gobierno.

El portavoz adjunto de UPyD, Carlos Martínez Gorriarán, coincide en que las medidas del Gobierno "son una no-reforma" y ha lamentado que "con la nueva fiscalidad muchas inversiones en el sector fotovoltaico y fotoeléctrico se convierten en ruinosas para quienes las hicieron" y se están "desincentivando futuras inversiones en programas de este estilo".

EP

 

shadow