Fundación Ortega-Marañón propone un plan selectivo de renovables para acabar con el déficit de tarifa

Imagen de energelia

La Fundación Ortega-Marañón reúne en un documento varias propuestas para acabar con el déficit de tarifa que presentará a la Comisión Nacional de la Energía (CNE) y que incluye un "plan selectivo" de entrada de energías renovables que acabe con la concesión "indiscriminada" de primas.


En una nota, la Fundación explica que las propuestas responden a la consulta pública abierta por el organismo presidido por Alberto Lafuente para solucionar el desajuste en el sector eléctrico, que en términos acumulados supera los 24.000 millones de euros.


Dentro de las propuestas, propone varias medidas urgentes que frenen la creación del déficit y otras a medio y largo plazo que garanticen la sostenibilidad y eficiencia del sistema. Las medidas urgentes hacen referencia a las energías renovables y a subidas de tarifas con calendarios "asumibles".


Entre ellas, figura la "inaplazable" necesidad de actuar en frentes como la "concesión indiscriminada de  primas a las energías renovables". "Aunque no se discute las ayudas vigentes en la actualidad, sí es necesario diseñar un plan selectivo, de cara al futuro, sobre las que están en puertas de acceso al sistema", explica.

Para la Fundación, la moratoria a nueva potencia renovable retribuida es "una buena medida, pero insuficiente", ya que "las primas para las renovables ya autorizadas y que aún no están operativas van a engordar, si no se toman medidas, de forma alarmante el desequilibrio tarifario"


De hecho, el desarrollo de estas instalaciones "supone aumentar en unos 2.000 millones de euros anuales una deuda que ya crece a un ritmo de más de 4.500 millones de euros cada año", indica, antes de proponer para estas plantas un nuevo calendario de incorporaciones  adaptado a las "verdaderas necesidades de la demanda".


También dentro del capítulo de soluciones urgentes, la Fundación considera que "ineludiblemente las tarifas eléctricas deberán subir, pero habrá de establecerse un calendario asumible para los consumidores y razonable para los acreedores".


Medidas a medio y largo plazo


Dentro del capítulo de medidas a medio y largo plazo, la Fundación Ortega-Marañón considera que la "gravísima situación macroeconómica" obliga a revisar los planes energéticos.

El Plan de Energías Renovables 2011-2020 debe cumplir estrictamente el objetivo comunitario de un 20% de renovables en el consumo final en 2020, y no del 20,8% establecido, ya que este incremento de 0,8 puntos supone incrementar el coste del suministro eléctrico en casi 3.000 millones de euros anuales, advierte.


La Fundación también advierten del "inmaduro" desarrollo tecnológico de energías como las solares. "La retribución de la energía fotovoltaica y de la termosolar es, en estos momentos, un 470% y un 770%  más elevada que la energía del régimen ordinario", afirma.


La propuesta de la Fundación ha sido elaborada por su Grupo de Estudios Sobre Energía  y ha contado con la coordinación de la profesora García Grande, de la Universidad de Alcalá.

EP

shadow