VELUX concluye su exhaustivo estudio sobre la construcción y el confort sostenible

Imagen de energelia

Pequeños cambios, logran mucho. Las viviendas que siguen conservando su atractivo para los compradores  durante muchos años deben cumplir los requisitos de eficiencia energética y ofrecer a sus ocupantes el nivel de calidad de vida deseado.

Un estudio realizado recientemente sobre las viviendas de larga duración demuestra que tales exigencias, aparentemente contradictorias, se pueden armonizar hoy en día con el actual estado de la tecnología.  Las viviendas de nueva construcción y los proyectos de rehabilitación del proyecto VELUX Model Home 2020, además de cumplir con el estándar de energía casi cero dejaron admirados  a sus usuarios por la alta calidad de vida que ofrecen. El exhaustivo experimento que estuvo supervisado por un equipo de investigación interdisciplinar integrado por arquitectos, sociólogos, servicios de construcción y expertos en energía solar, ha transmitido valiosa información sobre las necesidades futuras.

“Ahora que ya hemos alcanzado un buen nivel para la construcción de edificios de bajo consumo energético, tenemos que centrar nuestra atención en el confort y no sólo en la optimización de la eficiencia energética. Hoy en día, necesitamos construir viviendas que optimicen el confort interior además de ser energéticamente eficientes. Se trata sólo de alcanzar un buen equilibrio” dice Stefan Plesser de la Universidad Técnica de Braunschweig, Alemania, resumiendo las principales exigencias de los futuros edificios y viviendas.

Para combinar los dos factores -la eficiencia energética y la calidad de vida- el Grupo VELUX ha construido seis casas modelo en diversos países europeos, utilizando tecnología favorable al medio ambiente estándar y soluciones disponibles en el mercado. Las amplias ventanas proporcionan una gran cantidad de luz natural y aire fresco a los edificios, lo que garantiza un clima interior saludable. Científicos de varias universidades y disciplinas han supervisado el experimento, haciendo un seguimiento del consumo de energía, las condiciones de temperatura y calidad del aire, y evaluando el bienestar de los usuarios. 

Rápido retorno de la inversión con tecnologías de probada eficacia

El estudio confirma que los edificios de energía casi cero se pueden realizar utilizando las tecnologías respetuosas con el medio ambiente que nos ofrece el estado actual de la técnica. Si se analiza el coste del ciclo de vida de un antiguo edificio, la inversión inicial para su modernización puede ser recuperada en 15 años. Los edificios de energía casi cero también están "a prueba de futuro";  ya cumplen con las próximas directivas europeas y con estándares tales como la Directiva para la Eficiencia Energética de los Edificios (EPBD). Además, los requisitos legales van a dejar de contemplar la eficiencia energética como un aspecto destacable para convertirse en algo básico, la influencia de otros factores será más importante en cuanto a la capacidad de atracción de una propiedad.

La luz natural como factor básico para el bienestar

Por encima de todo, el experimento ilustra que la luz del día es un factor fundamental para conseguir viviendas atractivas en términos de bienestar. Todos los participantes en el estudio mostraron su preferencia por las habitaciones especialmente luminosas, que les parecen más espaciosas y más agradables. Y eso no es todo: "Nuestro exhaustivo estudio  confirma que la luz del sol que entra por los grandes ventanales contribuye significativamente al confort interior del edificio", dice Elena Arregui, directora de marketing de VELUX Spain. Las grandes ventanas permitieron a los usuarios apagar las luces eléctricas en los días nublados o lluviosos y suministran un promedio de casi una hora de luz adicional al anochecer en comparación con edificios con un 17% menos de área de ventana. Esto consiguió hasta un 30% de ahorro de costes en iluminación eléctrica.

La mejora del clima interior protege la salud

Los edificios VELUX Model Home ofrecieron unos niveles de concentración de CO2 y de humedad  en las habitaciones impresionantemente bajos durante todo el experimento. Una buena calidad del aire reduce el riesgo de alergias y el síndrome del edificio enfermo - un problema que padecen en torno al 30% de los edificios existentes. Los ocupantes de una de las casas que tenían un hijo asmático informaron de que al mejorar considerablemente la calidad del aire desaparecieron los problemas de asma. Por otra parte, en el experimento alemán VELUX Model Home LichtAktiv Haus se observó un efecto muy positivo en el estado de ánimo, la salud y la productividad de sus ocupantes. El estudio afirma que los niños estaban mucho más tranquilos que en su casa anterior. El sistema de ventilación controlado automáticamente también evita los efectos negativos que puede producir la humedad a largo plazo en la estructura del edificio. Los ocupantes aceptaron inmediatamente la presencia de la tecnología inteligente en el hogar: el 85% de los ocupantes estaban "satisfechos" o "muy satisfechos" con el sistema de funcionamiento y la posibilidad de ser controlado por los propios ocupantes.

Conclusión - el momento, la tecnología y la sociedad está en su etapa de madurez

Los resultados del proyecto VELUX Model Home 2020 muestran que "es posible la construcción de edificios de energía casi cero con la tecnología actual”. La alta calidad de vida que ofrecían las casas modelo también se confirmó en el seguimiento socio-psicológico de los ocupantes realizado por  la Humboldt Universität Berlin. "VELUX LichtAktiv Haus tiene un efecto muy positivo en el estado de ánimo, la salud y la productividad de los ocupantes. Las principales causas para que la vivienda ejerce una influencia positiva son la abundancia de luz natural, el aire fresco constante y la amplitud.” Las viviendas que combinen la eficiencia energética con la calidad de vida van a tener un potencial de comercialización muy atractivo en el futuro.

shadow