Representantes de 10 países europeos visitan Extremadura interesados en medidas de eficiencia energética en edificios

Imagen de energelia

Representantes del proyecto europeo Re-Green, formado por gobiernos regionales, locales, universidades, asociaciones y organismos de investigación de 10 países, visitan Extremadura para comprobar las medidas que se están implantando.

Esta delegación se ha reunido en la Consejería de Agricultura, Desarrollo Rural, Medio Ambiente y Energía para conocer de primera mano las políticas que el Ejecutivo autonómico está realizado en este ámbito.

En el encuentro, el director general de Medio Ambiente, Enrique Julián Fuentes, ha destacado la necesidad de "intercambiar y conocer las experiencias de los distintos socios del proyecto", con el objetivo de "avanzar e introducir nuevos conceptos de construcción verde en Extremadura que puedan repercutir en el ahorro energético".

Los representantes del proyecto Re-Green visitarán en la tarde de este miércoles edificios del polígono industrial Las Capellanías, en Cáceres, que utilizan caldera de biomasa y bomba de calor geotérmica para la climatización y fuentes de energía solar.

Además, disponen de un dispositivo de control y monitorización que permite el encendido y apagado del sistema de climatización y obtener datos sobre humedad, temperatura, niveles de luz, etcétera.

Posteriormente, se desplazarán al edificio Embarcadero de la capital cacereña, informa el Gobierno extremeño en nota de prensa.

Programa del jueves

Según explica, la visita continuará este jueves a las 9,00 horas a las instalaciones del Servicio Extremeño de Salud en Mérida, que está calificado con calidad energética A (el más alto nivel de eficiencia), ya que es un edificio que "dispone de dos calderas de biomasa alimentadas por huesos de aceitunas, fuentes de energías renovables y un sistema de iluminación con control progresivo para adaptarse a las condiciones de luz natural".

Más tarde conocerán los sistemas implantados en los nuevos edificios públicos del III Milenio, en la capital extremeña.

El proyecto Re-Green también tiene intención de apoyar las edificaciones privadas que se renueven y se adapten a este nuevo concepto basado en la economía verde, considerada como nuevo motor de crecimiento y que contribuye al desarrollo económico sostenible, la creación de puestos de trabajo, la equidad social y la reducción de la pobreza.

El consorcio de este proyecto está formado por las instituciones antes mencionadas de España, Portugal, Alemania, Polonia, Estonia, Suecia, Reino Unido, Eslovenia, Rumanía e Irlanda.

Entre otros objetivos destacan fomentar el papel del sector de la construcción en el marco de la economía verde; identificar y analizar los beneficios económicos y sociales de los edificios verdes y convencer a las administraciones públicas para que actúen como ejemplo, introduciendo medidas de eficiencia energética en los edificios públicos, explica.

EP

shadow