La tarifa de luz asumirá 53 millones de la moratoria nuclear en 2012, de la que quedan 317 millones por pagar

Imagen de energelia

La anualidad de la moratoria nuclear correspondiente al ejercicio 2012 asciende a 53,3 millones de euros, que serán cargados a la tarifa eléctrica y que, tras su pago, situarán el importe pendiente de compensación a los proyectos suspendidos en 317 millones de euros.

El pago de 2012 para indemnizar a los promotores de los proyectos de construcción de tres centrales nucleares suspendidos en 1984 es un 15% inferior a los 63 millones de euros dedicados a este mismo concepto en 2011.

Estas centrales son las de Lemóniz, Valdecaballeros y Trillo II. En la primera de ellas, el Ministerio de Industria, Energía y Turismo calcula que la anualidad de 2012 es de 27,8 millones, tras lo que quedan pendientes 165 millones para compensar definitivamente el coste de la instalación.

Por su parte, la central de Valdecaballeros tiene asignada una anualidad de 24,8 millones en 2012, mientras que la de Trillo II, de 806.781 euros.

Una vez descontados estos importes anuales, la cifra pendiente de compensación asciende ahora a 147 millones y 4,7 millones para estas centrales de Valdecaballeros y Trillo II, respectivamente, según una resolución publicada este martes en el BOE.

Las empresas con proyectos nucleares en marcha que fueron compensadas por la moratoria nuclear aplicada en 1984 son Endesa, su filial Sevillana de Electricidad, Unión Fenosa (ahora Gas Natural Fenosa) e Iberdrola.

Las compañías recibieron la indemnización total, de 4.383 millones, en un solo pago y a través de un fondo de titulización constituido en 1996 por 4.278 millones y conocido como Fondo de Titulización de Activos Resultantes de la Moratoria Nuclear.

El importe global de la moratoria se distribuye a razón de 2.273 millones para Lemóniz, 2.043 millones para Valdecaballeros y 66 millones para Trillo II.

La cifra total debe quedar sufragada a través de la tarifa eléctrica por los consumidores durante 25 años a partir de 1995, esto es, hasta 2020, mediante un porcentaje inferior al 3,54%. En abril de 2006 entró en vigor un real decreto que fijó en el 0,33% el porcentaje de la tarifa eléctrica con destino específico para la moratoria.

La central de Lemóniz era propiedad Iberdrola al 100% en el momento de la moratoria, mientras que Valdecaballeros estaba participada en un 48,08% por Iberdrola y en un 51,9% por Sevillana. En Trillo II participaban Unión Fenosa (63,6%) y Endesa (36,3%).

La Ley de Ordenación del Sistema Eléctrico Nacional (Losen) decretó en 1994 la paralización definitiva de las centrales en proyecto, e Industria, a través de la Dirección General de Política Energética y Minas, calcula cada año la anualidad necesaria para satisfacer las compensaciones, después de recibir un informe de la Comisión Nacional de la Energía (CNE) con el importe de cada una de las partidas que deben quedar restituidas.

EP

shadow