La oposición censura los "parches" del Gobierno en materia energética y pide una reforma integral

Imagen de energelia

Los partidos de la oposición en el Congreso han censurado este martes los "parches" con los que, a su juicio, el Gobierno aborda los problemas del sector energético y reclaman de forma general que se negocie una amplia reforma integral.

Durante el debate de convalidación del decreto ley con las últimas medidas para abordar el déficit tarifario, el portavoz socialista de Energía, José Segura, ha calificado de "lamentable" las medidas en esta materia, que constituyen una "anarquía" en la que "una orden más una contraorden dan como resultado un desorden".

"Hay una deriva colosal que el Gobierno está siendo incapaz de frenar", ha añadido, equiparando la situación en que se encuentra el sector energético con la crisis del sector financiero. Además, ha lamentado que las normas que ha ido aprobando el Ministerio de Industria sólo han buscado "impedir que crezca el déficit tarifario" que, sin embargo, ha acabado superando el límite máximo autorizado de 1.500 millones e 2012.

Además, ha asegurado que la "deriva" normativa continuada ha generado un "caos en el que los operadores no saben qué hacer" y ha causado una "alta inseguridad jurídica" que perjudica a las inversiones, particularmente en el sector de las renovables, en el que España ocupaba una posición de liderazgo.

Por ello, el diputado ha reclamado "una reforma estructural completa y valiente" del sistema productivo "en todos sus ámbitos" y una nueva ley que acabe tanto con las "insuficiencias" como con los "vaivenes" sin suponer nuevas subidas de precio para los consumidores, que en el último año ya han tenido que afrontar incrementos del 20%, según sus datos. "Es necesario empezar de cero", ha insistido.

"Los parches no tapan el agujero porque está en otro sitio"

Por su parte, la diputada de la Izquierda Plural (IU-ICV-CHA) Laia Ortiz ha afirmado que los "parches, parches y más parches" del Gobierno "no tapan el agujero" porque "el agujero está en otra parte", y no en las primas a las renovables, a las que se insiste en demonizar. "Con sus medidas sólo cavan otro agujero más profundo, dinamitando la necesaria transición a otro modelo energético", ha añadido.

Así, ha espetado al ministro del ramo, José Manuel Soria, que "si no después de todo lo que ha hecho no le cuadran los números es porque parte de un mal diagnóstico y no acierta a ver dónde están los problemas, empeñándose en seguir haciendo apaños" que fundamentalmente perjudican a las renovables.

Además, ha asegurado que el ministro "falta a la verdad" en muchas de sus afirmaciones sobre los desvíos de las primas o los costes que implican las renovables --que, según ha dicho, superan ampliamente los ahorros que han permitido--, y le ha acusado de no cambiar de medidas porque "existen unos intocables".

En este sentido, ha reclamado que se "amplíe la visión" en la planificación energética, para incorporar aspectos como el ahorro o la eficiencia energética, y evitar dejar un panorama de "tierra quemada" que "imposibilite" el desarrollo futuro de las renovables, que hasta ahora han "acumulado todos los castigos" del Gobierno. Además, ha reclamado que el decreto se tramite como proyecto de ley para poder introducir enmiendas.

También Pedro Azpiazu, del PNV, ha pedido la tramitación como proyecto de ley de la norma y ha reclamado que se defina un modelo "de futuro" antes de aprobar nuevos "parches que no solucionan el déficit de tarifa" y que además podrían crear efectos medioambientales "no deseados".

"El sector energético es estratégico y tiene muchos retos. Se necesitan propuestas para dar confianza, seguridad y estabilidad, y para eso hace falta un modelo energético claro en el medio y largo plazo. Esta importante dosis de improvisación no es la manera de regular este sector", ha añadido, criticando en particular la decisión de tomar el IPC a impuestos constantes y sin precios energéticos ni de alimentos para actualizar las retribuciones energéticas.

Ir a la raíz del problema

Por su parte, el portavoz económico de CiU, Josep Sánchez Llibre, se ha remitido a su interpelación de este miércoles al ministro, en la que ya denunció la "falta de una estrategia energética" y reclamó una revisión "global" para crear un modelo "estable a medio y largo plazo" y que aporte "más competitividad" al sector industrial y empresarial a la par que reduce la dependencia exterior.

"Es cierto que tenemos que atajar el déficit de tarifa, y también que ustedes han planteado medidas para eso, pero sin definir un modelo global, con lo cual estamos perjudicando a todo el sector", ha añadido, calificando la sucesión de decretos de "improvisación".

También Álvaro Anchuelo, de UPyD, ha criticado que "cada quince días haya una nueva reforma energética", alertando de la "inseguridad" que provoca y del daño que causa a la "imagen general de la economía española". Además, ha avisado de que las decisiones adoptadas ahora para evitar una subida del precio de la energía sólo suponen "aplazar" ese incremento, causando de este modo "graves daños" al sector de las renovables.

Por todo ello, ha exigido al Gobierno que vaya "a la raíz del problema" y plantee un "nuevo Plan Energético Nacional" con medidas "de fondo" que revisen la composición del mix energético, promuevan el ahorro, acaben con los oligopolios y tengan en cuenta los efectos medioambientales. "Hemos logrado el peor de los mundos posibles: una energía muy cara y contaminante sin dejar de ser dependientes", ha añadido.

Por su parte, la diputada de ERC Teresa Jordà cree que la sucesión de reformas "demuestra la ausencia total y absoluta de cualquier visión estratégica" en esta materia. "Van dando tumbos, con parches aquí y allá para dar respuesta a las presiones de unos y otros, y sin saber dónde se dirigen", ha dicho, acusando al Ejecutivo de abocar a las renovables a la "muerte de éxito" al proteger a las empresas tradicionales y "responsabilizar a las primas del déficit de tarifa".

Rosana Fernández, del BNG, ha criticado que se apueste por las energías tradicionales para atajar un problema que, a su juicio, no se deriva del apoyo a las renovables, sino de un "oscuro y perverso" sistema de fijación de precios; mientras que Pedro Quevedo (CC-NC) ha reprochado tanto la "imprevisión" sobre el efecto de la caída económica en los ingresos eléctricos, como el ataque a las renovables, con un "gran potencial" en Canarias.

El PSOE causó la deriva socialista

Finalmente, el diputado 'popular' Antonio Erías ha responsabilizado al anterior Ejecutivo socialista de la "deriva" del sector energético, y ha asegurado que las medidas aprobadas en esta legislatura "contribuyen a proporcionar un escenario de estabilidad que antes ni se disfrutaba ni se atisbaba". "Estamos reconduciendo la economía", ha insistido.

Además, ha negado improvisación o parches, y ha defendido que no se trata de contraponer primas y peajes, sino de "mejorar los instrumentos para proteger a los consumidores y a las empresas". "Por eso hay que incidir en los costes, en la formación de precios y hay que erradicar determinadas prácticas que nos han llevado a la situación en la que estamos", ha dicho, poniendo como ejemplo el método para actualizar las retribuciones que se usaban hasta ahora.

Cambios en la SAREB

En el decreto se incluye también la autorización para que las empresas aseguradoras que formen parte del Sareb --el llamado 'banco malo'-- puedan destinar estos activos a cubrir un máximo del 3% de sus previsiones.

Ortiz ha criticado que de nuevo el Gobierno presente un "decreto collage" que constituye "otra prebenda, otro chollo, para compensar a las aseguradoras por su entrada en el Sareb". "Son ustedes incorregibles", ha dicho Anchuelo a este respecto, justificando esta medida en que el Gobierno "ha buscado a lazo" inversores para la Sareb y "ahora recompensa su entrada un tanto forzada con un tratamiento contable favorable", ha añadido.

EP

 

shadow