La CEOE, partidaria de que los consumidores industriales de luz no paguen primas a renovables

Imagen de energelia

La CEOE propone analizar cada coste regulado de la factura eléctrica para evaluar su impacto sobre la productividad y, como parte de esta pretensión, pone el ejemplo de Alemania, donde la industria tiene una "sustancial ventaja competitiva" al disponer de una energía "más barata" gracias a que los grandes consumidores están exentos de pagar los incentivos a las energías renovables.

Estas propuestas aparece recogida en un informe de conclusiones a la Cumbre de la Industria celebrada este martes en la sede de la CEOE, a la que ha asistido el ministro de Industria, Energía y Turismo, José Manuel Soria.

En las conclusiones, se critica la nueva fiscalidad eléctrica y se proponen medidas para solventar el problema del déficit de tarifa. El proyecto de ley con los nuevos impuestos, asegura, "no es el camino a seguir" y "ha suscitado la unánime oposición de los sectores empresariales integrados en la CEOE", ya que "afecta negativamente a la competitividad de las empresas productoras y consumidoras".

Entre las propuestas, la patronal incluye entre las medidas a corto plazo la de eximir a la industria del pago de las primas a las renovables, así como ampliar la vida útil de las centrales nucleares con el único requisito de cumplir las condiciones establecidas por el Consejo de Seguridad Nucleae (CSN).

Otra propuesta consiste en eliminar el llamado decreto del carbón nacional, que incentiva la quema de este mineral en centrales térmicas y que está desplazando a la generación "más eficiente energéticamente", como los ciclos combinados, y provocando distorsiones en el mercado.

La CEOE también aboga por impulsar la cogeneración y por garantizar la seguridad jurídica a corto plazo, mientras que a medio plazo propone "revertir" las decisiones sobre energía de carácter "puramente político"  y alcanzar un Paco de Estado sobre la materia.


Detener las inversiones en renovables

La patronal también propone en las conclusiones de la Cumbre de la Industria "revisar el sistema de apoyo a las energías renovables" y centrar el apoyo a estas tecnologías a los incentivos a la I+D.

Además, considera necesario evaluar si el país es capaz de afrontar las cargas derivadas de las actuales inversiones de renovables incluidas en el prerregistro, esto es, las que no han resultado afectadas por la moratoria de enero.

En caso de que el país no sea capaz de afrontar este coste, "debe analizarse la posibilidad de introducir una compensación por las inversiones ya realizadas en dichas instalaciones, paralizando definitivamente su entrada en operación", afirma.

Como ejemplo, la CEOE alude a los 1.600 megavatios (MW) de termosolares en prerregistro, que tendrán un coste de 22.000 millones en sus 25 años de operación. En caso de amortización anticipada de estas inversiones, el sistema podría ahorrar 20.000 millones, afirma.

EP

shadow