Industria prepara una regulación eléctrica revisable que no fije "retribuciones en piedra a 25 años"

Imagen de energelia

El secretario de Estado de Energía, Alberto Nadal, ha explicado que su Departamento prepara una nueva normativa para el sistema eléctrico en la que los costes de las actividades reguladas sean "revisables" en función de la coyuntura económica y deje de haber "retribuciones en piedra para 25 años".

Durante su intervención en el Balance Energético de 2012 organizado por Enerclub, Nadal adelantó que los ciudadanos, ya sea como consumidores eléctricos o como contribuyentes, participarán en la solución del déficit de tarifa, al tiempo que las empresas tampoco "pueden quedar al margen" de este esfuerzo.

"Todos los sectores están haciendo esfuerzos y tenemos que hacer un ajuste en la parte regulada del sistema, que no puede ser una burbuja al margen de la economía", afirmó en alusión a la necesidad de revisar los costes regulados.

El objetivo de Industria es diseñar, como parte de la nueva reforma, cuya fecha límite de presentación es el próximo 30 de junio, un marco regulatorio "estable, pero ajustable a las circunstancias de cada momento".

Nadal aludió además al problema de sobrecapacidad del sistema eléctrico, fruto de "errores de estimación" cometidos por el gobierno anterior acerca de las necesidades de infraestructuras y la evolución de la demanda. "En la actualidad, la demanda es un 30% inferior a lo que se preveía en 2006", advirtió.

Como ejemplo de estos errores, el secretario de Estado citó el caso de las renovables y aseguró que España está pagando las consecuencias de apostar "demasiado pronto" por algunas tecnologías "inmaduras"

"La fuerte apuesta por las renovables es en sí misma interesante, pero se hizo demasiado pronto y apostamos por tecnologías que estaban inmaduras y tenían un coste elevado", aseguró.

Demanda

Por su parte, el presidente de Enerclub, Rafael Villaseca, aludió a la caída de la demanda como uno de los aspectos más preocupantes para el sector energético. El consumo de gas cayó un 2,8% en 2012 y el de electricidad, un 1,3%, con lo que estos dos productos acumulan descenso de la demanda de cerca del 20% desde 2008.

Este descenso en la demanda contribuyó a que el sistema eléctrico generase un déficit de tarifa de unos 5.500 millones de euros en 2012, al tiempo que la sobrecapacidad del parque de generación provoca una "clara infrautilización de tecnologías", afirmó.

En todo caso, consideró que el Gobierno ha tomado "las medidas necesarias para atajar el déficit de tarifa" y se mostró confiado en que 2013 sea un "año de transición" como parte del proceso de solución del problema.

EP

shadow