Gecen critica que la Diputación de Castellón defienda el 'fracking' mientras la CE alerta de sus "graves consecuencias"

Imagen de energelia

El Grupo para el Estudio y Conservación de los Espacios Naturales (Gecen) ha criticado este viernes que el presidente de la Diputación de Castellón, Javier Moliner, "defienda el 'fracking'", una técnica  para posibilitar o aumentar la extracción de gas y petróleo del subsuelo, mientras la Comisión Europea (CE) "alerta de las graves consecuencias de la fractura hidráulica".

En un comunicado, el grupo ecologista denuncia que el 'fracking' o fractura hidráulica, que consiste en "perforar y fracturar la roca inyectando a altas presiones una mezcla de agua y arena con gran cantidad de productos químicos muy tóxicos", tiene "consecuencias desastrosas en cuanto a la contaminación de los acuíferos, además de la destrucción del paisaje por las infraestructuras que necesita".

Gecen subraya que los "impactos" de esa técnica "son precisados en informes de la Comisión Europea" y que, mientras "se procede a la prohibición en países como Francia y la moratoria en muchos otros, en España la respuesta es variable".

Señala, en este sentido, que la Diputación de Valladolid declara "libre de fractura hidráulica" la provincia, el Gobierno cántabro elabora un anteproyecto de ley que prohíbe el fracking y que, "en el extremo contrario está Moliner, defendiendo el fracking".

Al respecto, cuestiona que "como si de un trabajador más de la empresa se tratara, el líder provincial se hace eco de las supuestas bondades de la fractura hidráulica que vende la empresa, y que ahora nadie ha de cuestionar, pues para ello se prometen puestos de trabajo y dinero para los ayuntamientos".

Gecen apunta que "el petróleo 'verde' y sostenible de Moliner choca con la realidad de las zonas afectadas por esta técnica extremadamente agresiva", que es "descartada por numerosos gobiernos y la sociedad civil que ha sufrido sus consecuencias, tras las falaces promesas de progreso económico y sostenibilidad que siempre venden las empresas y los políticos que a ellas se subordinan".

En este punto, remarca que "los pilares de la sostenibilidad no se sostienen en los combustibles fósiles o la energía nuclear, sino en su sustitución por las energías renovables donde los puestos de trabajo no son promesas, sino hechos, donde éstas son una realidad".

EP/energelia

shadow