El sector eléctrico deberá invertir 12,7 billones hasta 2035 para responder al aumento de la demanda mundial

Imagen de energelia

La demanda de electricidad en el mundo se multiplicará por dos en los próximos veinte años, lo que obligará al sector eléctrico a invertir 16,9 billones de dólares (12,7 billones de euros) hasta 2035 para responder a este incremento, según la Encuesta Mundial del Sector Eléctrico y de Energía elaborado por PwC.

El crecimiento económico, el aumento de la población, el desarrollo tecnológico y la urbanización del planeta son los principales factores que incrementarán la demanda eléctrica de 17.200 teravatios/hora (TWh) en 2009 a los 31.700 TWh previstos en 2035.

Así, según el informe de PwC, el sector deberá invertir una media anual de 675.000 millones de dólares (unos 529.481 millones de euros) para dar respuesta a esta demanda.

En este sentido, un 68% de los directivos encuestados tienen previstas inversiones  en la mejora de la capacidad de la generación eléctrica; un 55% en nueva capacidad de generación con gas y un 37% en capacidad de generación eólica en tierra.

Impacto de la crisis

Además, la complicada coyuntura económica está representando un obstáculo para encontrar ese capital necesario y, así, un 78% de los directivos subraya que la crisis está teniendo un impacto entre 'medio' y 'muy elevado' en la escasez de dinero para proyectos de infraestructuras.

De esta manera, las compañías eléctricas reclaman a los gobiernos un marco regulatorio que incentive la inversión necesaria para poder responder al incremento de la demanda, con una legislación que apoye la inversión en redes o la eliminación de obstáculos que entorpecen la planificación estratégica de infraestructuras.

Igualmente, el informe constata que generar electricidad a un precio razonable es una de las mayores preocupaciones de las compañías, ya que dos terceras partes de los encuestados consideran que la capacidad para recuperar íntegramente los costes, repercutiéndolos en los clientes, es una barrera a la hora de responder al crecimiento de la demanda.

Esta preocupación está generando dudas sobre la generación de suministro y en Europa un 53% de los encuestados prevé un incremento en el riesgo de apagones durante el periodo hasta 2030.

Respecto al futuro del sector, el 80% de los encuestados cree que la energía eólica en tierra, la biomasa y todas las formas de energía solar serán rentables por sí mismas y dejarán de necesitar subvenciones antes de 2030.

Así, el responsable del sector de Energía de PwC, Iñaki Goiriena, considera que el desarrollo de un marco normativo adecuado que permita la atracción del capital necesario para cumplir con la fuerte demanda de electricidad de la población "será una de las claves del desarrollo del sector eléctrico en todo el mundo en los próximos años".

EP

shadow