El Gobierno espera movilizar inversiones de 45.985 millones con el nuevo plan de ahorro energético

Imagen de puraenergia

El Consejo de Ministros ha aprobado el nuevo Plan de Ahorro y Eficiencia Energética 2011-2020, con el que espera movilizar inversiones de 45.985 millones y lograr unos ahorros de 78.687 millones, así como obtener un beneficio neto de 32.702 millones.

El Gobierno explica que el plan aprobado supondrá beneficios económicos importantes porque traerá reducciones de las importaciones de combustibles fósiles y disminuciones de las emisiones de CO2 asociadas a su combustión, y porque generará creación de empleo y estímulo de la actividad económica.

El plan fija un objetivo de ahorro de energía primaria de un 20% en 2020, coherente con el objetivo comunitario de mejora de la eficiencia energética acordado por el Consejo Europeo el 17 de junio de 2010 e incorporado por la propia Comisión Europea a la reciente propuesta de Directiva sobre eficiencia energética, actualmente en tramitación.

Además, incluye un balance de los planes anteriores de eficiencia energética hasta 2010, lo que permite concluir que España ha anticipado a 2010 el cumplimiento del objetivo del 9% de ahorro de energía primaria sobre 2007, marcado por la Directiva europea para el año 2016, señala.

Los ahorros alcanzados en el periodo 2004-2010 se acercan a los 450 millones de barriles de petróleo, cantidad equivalente al 62% del consumo energético final de España en 2010.

Por otro lado, los indicadores de intensidad final y primaria muestran buenos resultados, en la medida en que han experimentado una reducción superior a la establecida como objetivos por los planes anteriores.

El indicador de intensidad final se ha reducido de media un 1,9% anual entre 2004 y 2010; y el de intensidad primaria lo ha hecho en un 2,5% anual, frente al 1% y al 1,8%, respectivamente, fijados como objetivo.

El nuevo plan pretende reducir los consumos de energía final por unidad de producto en un 2% anual entre 2010 y 2020. El objetivo de ahorro del 20% sobre el consumo de 2020 supone 35,6 millones de toneladas equivalentes de petróleo, y durante el periodo de aplicación del Plan un ahorro acumulado de más de 950 millones de barriles.

EP/energelia

shadow