El déficit de tarifa supera los 1.900 millones hasta abril y sigue controlado gracias al FADE

Imagen de energelia

El déficit de tarifa, que se produce porque los ingresos regulados del sistema eléctrico son inferiores a los costes reconocidos, se situó en 1.916 millones de euros en los cuatro primeros meses del año, según consta en la cuarta liquidación mensual realizada por la Comisión Nacional de la Energía (CNE).

Esta cifra implica un incremento de 939 millones con respecto a los 977 millones de euros contabilizados hasta marzo, y sería mayor aún, de 2.625 millones de euros, si no se tuviese en cuenta el ingreso extraordinario de 709 millones apuntado en marzo en concepto de "excedente" de las emisiones de la deuda eléctrica a través del Fondo de Amortización del Déficit Eléctrico (FADE).

En todo caso, la CNE indica que esta inyección del FADE permite contener la deuda eléctrica. El déficit de tarifa hasta abril es un 8% inferior al previsto y un 3,7% inferior al del mismo periodo del año pasado, pero superaría en un 26% las previsiones si no fuese por esta contribución del fondo de la deuda eléctrica.

El regulador recuerda además que está previsto que el sistema eléctrico reciba durante el año 5.571 millones adicionales, de los que casi 3.000 millones corresponden a los nuevos impuestos eléctricos, 450 millones a las subastas de CO2 y 2.200 millones al crédito extraordinario con cargo a las cuentas públicas.

Por otro lado, cifra las primas al régimen especial, entre las que figuran renovables y cogeneración, en 3.518 millones de euros, un 14,8% superiores a lo previsto para el ejercicio y un 17,3% por encima del importe del mismo periodo del ejercicio anterior.

En cuanto a los ingresos del sistema, los consumidores aportaron a través de las tarifas de acceso un total de 3.676 millones hasta abril, un 3,4% menos que en el mismo periodo del ejercicio anterior, en un contexto de caída de la demanda.

Costes e ingresos

El sistema eléctrico ingresó 3.725 millones hasta abril. Una vez descontado el dinero correspondiente a las primas y el relativo a la regularización de ejercicios anteriores, el sistema registra un diferencial positivo de 118 millones.

No obstante, a este importe es necesario descontarle costes regulados a razón de 587 millones para el transporte y 1.293 millones para la distribución. Junto a esto, se han reconocido costes relacionados con las anualidades del FADE de 424 millones.

El sistema de interrumpibilidad, en el que el Gobierno prepara mejoras retributivas para amortiguar el efecto de la subida del coste energético para las grandes industrias, ocasionó un coste de 217 millones hasta abril.

EP

shadow