El déficit de tarifa provisional de 2012 supera 4.280 millones pese a que el consumidor aporta un 15% más

Imagen de energelia

El déficit de tarifa del sistema eléctrico, que se genera porque los ingresos regulados son inferiores a los costes reconocidos, ascendió a 4.281 millones de euros en los doce primeros meses de 2012, según consta en la duodécima liquidación provisional realizada por la Comisión Nacional de la Energía (CNE).

Esta liquidación, que es aún provisional hasta que el regulador complete las catorce corespondientes a cada ejercicio, muestra un incremento de la deuda eléctrica de 209 millones durante el mes de diciembre y arroja una cifra un 13% inferior a los 3.784 millones registrados en el mismo informe de 2012.

El incremento en el déficit de tarifa se produce a pesar de que, hasta diciembre, los ingresos procedentes de las tarifas de acceso costeadas por los consumidores fueron de 13.693 millones de euros, un 15% más que en los doce primeros meses de 2012.

La ley fijaba que en 2012 el déficit de tarifa no podía superar los 1.500 millones de euros, pero el reciente real decreto ley sobre empleados del hogar eliminó este tope. El propio Gobierno calcula ahora que el desajuste del año será de 5.100 millones, una vez sumados 3.601 millones al tope anterior de 1.500 millones.

Las cifras de déficit aportadas por la CNE arrojan un desajuste un 15,7% superior al previsto en enero, así como un 114% superior al contemplado en la revisión de tarifas de abril del año pasado, cuando se realizó un recorte de costes de 1.700 millones al sector eléctrico.

En su liquidación mensual, el regulador cifra en 8.585 millones las primas al régimen especial, entre las que figuran renovables y cogeneración, en los doce primeros meses del año. Este importe es un 18% superior al mismo periodo de 2011 y un 22% superior a la previsión de abril.

Costes e ingresos

El sistema eléctrico ingresó hasta diciembre 13.433 millones. Una vez descontado el dinero correspondiente a las primas y el relativo a la regularización de ejercicios anteriores, el sistema registra un diferencial positivo de 4.848 millones.

No obstante, a este importe es necesario descontarle costes regulados a razón de 1.389 millones para el transporte y 4.323 millones para la distribución. Además, se han reconocido costes relacionados con las anualidades del fondo de la deuda eléctrica (FADE) de 1.169 millones.

El sistema de interrumpibilidad, en el que el Gobierno prepara mejoras retributivas para amortiguar el efecto de la subida del coste energético para las grandes industrias, ocasionó un coste de 470 millones hasta diciembre.

EP

shadow