El déficit de tarifa alcanza casi 700 millones solo en el mes de enero

Imagen de energelia

El déficit de tarifa se ha situado en el primer mes del año en 692 millones de euros, un 25% más que en enero de 2012, cuando todavía no se había adoptado la mayor parte de las medidas del Gobierno para contener este desajuste, según consta en la primera liquidación mensual de la Comisión Nacional de la Energía (CNE).

Pese a la envergadura de este desajuste, el desequilibrio de enero es inferior a los 829 millones previstos y viene acompañado de un incremento del 22% en los ingresos procedentes de los consumidores, que han ascendido a 404 millones.

Además, las primas del régimen especial, entre las que figuran las renovables y a cuyos errores en el cálculo de previsión se atribuye el déficit excesivo de 2012, ascendieron en enero a 729 millones, un 3,2% menos que lo previsto, pero un 18% más que en enero del ejercicio anterior.

La CNE precisa que el desfase de enero no tiene en cuenta los ingresos adicionales que durante el año podrá recibir el sistema eléctrico, entre los que figuran cerca de 3.000 millones procedentes de los nuevos impuestos, 450 millones de las subastas de CO2 y un crédito extraordinario con cargo a las cuentas públicas.

En total, para cuadrar las cuentas y que el déficit sea cero en 2013, Industria aspira a recibir 5.571 millones por los conceptos anteriores y a que además las cuentas públicas asuman cerca de otros 1.700 millones correspondientes a los costes extrapeninsulares.

De esta forma, no será necesario subir la parte regulada del recibo de la luz, según los cálculos del Gobierno. Como parte de su estrategia, el ministro de Industria, José Manuel Soria, ha anunciado que congelará los peajes eléctricos en abril, con lo que la factura bajará un 6,7% y reflejará con ello el descenso del 15% en la subasta de ayer para determinar la otra parte del recibo, la del coste de la energía.

Mientras aumenta la deuda eléctrica en enero, la CNE cifra en 5.511 millones de euros el desfase aún provisional del año 2012, tras incoporar cerca de 1.600 millones de costes extrapeninsulares que finalmente no asumieron los Presupuestos Generales del Estado (PGE).

Costes e ingresos

El sistema eléctrico ingresó 408 millones en enero. Una vez descontado el dinero correspondiente a las primas y el relativo a la regularización de ejercicios anteriores, el sistema registra un diferencial negativo de 331 millones.

Además, a este importe es necesario descontarle costes regulados a razón de 107 millones para el transporte y 115 millones para la distribución. Junto a esto, se han reconocido costes relacionados con las anualidades del fondo de la deuda eléctrica (FADE) de 36 millones.

El sistema de interrumpibilidad, en el que el Gobierno prepara mejoras retributivas para amortiguar el efecto de la subida del coste energético para las grandes industrias, ocasionó un coste de 43 millones en el primer mes del año.

EP

shadow