Álava celebrará la primera consulta popular contra el fracking en el mes de junio

Imagen de energelia

La Plataforma contra el fracking pide al PNV que aclare si va a "respetar" la voluntad de los pueblos alaveses

El portavoz de la Plataforma contra el fracking, Mikel Otero,  anuncia que las consultas populares sobre la técnica de fractura hidráulica se iniciarán el próximo mes en la localidad alavesa de Kuartango, y emplaza al Gobierno vasco a que aclare si va a respetar la voluntad de los pueblos en los que se vaya a celebrar las consultas.

Los miembros de la comisión promotora de la iniciativa legislativa popular relativa a la regulación del fracking, han comparecido ante la Comisión de Medio Ambiente y Política Territorial del Parlamento vasco para exponer su punto de vista en relación con el fracking.

Tras recordar el rechazo de la Cámara a la iniciativa legislatura popular presentada a principios de este año, y tras citar la consulta popular celebrada en Legazpi con el puerta a puerta ha preguntado al PNV si "la opinión popular es válida".

Asimismo, ha destacado que el "mapa del rechazo al fracking en Álava ocupa la mayor parte al territorio" y ha anunciado que el próximo mes comenzarán a celebrarse las consultas populares. En concreto, ha avanzado que la primera localidad en acoger esta consulta será Kuartango. "Sería interesante saber si se va a respetar la voluntad de los pueblos en los que vaya a haber consultas", ha insistido.

Respecto a la posición del Gobierno vasco respecto al fracking, Otero ha considerado que se basa en la "negación absoluta" y ha criticado que aunque oficialmente se habla de exploración "para saber lo que hay" cree que "hay decisiones ya tomadas" porque "en la trastienda se habla de explotación".

Por otro lado, ha recordado la oposición del PSOE en el resto del Estado a esta técnica de fractura hidráulica, mientras que el PSE "nos ha acusado de crear alarma social tras la pancarta". "Por qué el PSOE pide prohibir el fracking en casi todos los sitios y aquí nos acusan a quienes impulsamos este rechazo de crear alarma social? ", se ha preguntado.

Finalmente, ha defendido que el gas convencional es un "recurso pobre, que nos va a hipotecar" por ello ha advertido de que "nos estamos equivocando" porque "el tiempo y el dinero del proyecto son recursos valiosos a emplear en otros lugares con urgencia".

EP

shadow