La gran industria pide una reforma energética tan "ambiciosa" en costes como lo fue la laboral

Imagen de energelia

Industria dice tener "muy claro" que el sector requiere precios eléctricos competitivos
El presidente de la Asociación de Empresas con Gran Consumo de Energía (Aege), Eduardo Gil, ha advertido de la necesidad de precios eléctricos competitivos para el mantenimiento de la actividad industrial y ha reclamado al Gobierno que, como parte de la nueva reforma energética en la que trabaja, sea tan "ambicioso" a la hora de perseguir reducciones de costes como lo fue en la reforma laboral.

"Se están realizando enormes esfuerzos para que los costes laborales vuelvan a ser competitivos", afirmó Gil durante el Foro Aege, organizado por la propia asociación, antes de considerar que "la próxima reforma del sector eléctrico no puede ser menos ambiciosa".

La gran industria, sostuvo, debe tener "acceso a un precio competitivo y predecible de la energía eléctrica, hoy y en el futuro, para poder competir internacionalmente, dentro y fuera de la UE". Para ello, es necesario que "el peso de la parte regulada" del recibo eléctrico no suponga un obstáculo para la actividad industrial, señaló.

Gil también reclamó al Gobierno que vaya más allá de la "sensibilidad industrial" y adopte un "verdadero plan industrial" que aspire a que este sector recupere el peso perdido dentro de la economía, lo que sería especialmente útil para crear tejido empresarial y empleo.

Antes de recordar que los países con mayor peso industrial conservan mejor el empleo, el presidente de Aege indicó que, desde 1995, el sector ha perdido en España un tercero de su peso en el PIB, hasta el 13%. Desde 2007, la producción industrial ha caído un 27%, "y va camino de hacerlo un 30%" si en 2013 se confirma la previsión de un descenso adicional del 4%, añadió.


Respuesta de industria

Tras la intervención de Gil, el secretario general de Industria y Pyme, Luis Valero, replicó que el departamento dirigido por José Manuel Soria tiene "muy claro que la energía tiene que ser competitiva para la industria". "La economía real", dijo, "tiene que superar a la financiera".

En todo caso, advirtió de que "lo primero" ahora dentro del sistema eléctrico consiste en "parar la sangría" del déficit de tarifa. "Estamos inmersos en una tormenta" y el Gobierno está dispuesto a recibir "cualquier tipo de sugerencia" de los agentes del sector, pese a actuar con independencia.

Por su parte, el presidente de la Comisión de Energía de la CEOE, Antonio Garamendi, aseguró en alusión al déficit de tarifa que "no puede haber más errores de apoyo a tecnologías que están primadas y que suben el precio de la electricidad"

EP

shadow