La eólica en Canarias restó 36 millones al déficit de tarifa en 2012, según AEE

Imagen de energelia

La asociación pide que se tenga en cuenta este ahorro a la hora de calcular los sobrecostes extrapeninsulares

La Asociación Empresarial Eólica (AEE) calcula que los 160 megavatios (MW) de energía eólica instalados en Canarias redujeron en 36 millones de euros el déficit de tarifa durante 2012, por lo que reclama, junto a la Asociación Eólica Canaria (Aeolican), que se tenga en cuenta este ahorro a la hora de calcular los sobrecostes extrapeninsulares.

La energía eólica tiene un impacto positivo en Canarias que puede resultar beneficioso para el sistema, pero para ello es necesario que el Gobierno fije cuanto antes la retribución a estas instalaciones y acelere los trámites para los nuevos parques, señala la AEE.

En un comunicado, la asociación eólica explica que el procedimiento de selección de las centrales que deben cubrir la demanda en cada isla, conocido como despacho, lo realiza REE a partir de unos costes reconocidos que son en parte fijos y en parte variables, en los que influyen factores como el precio de los combustibles.

La eólica, señala, rebaja los costes variables al desplazar del sistema a otras tecnologías que resultan más caras por usar combustibles fósiles. De esta forma, reduce la factura energética y las transferencias de rentas.

Como muestra de este fenómeno, AEE indica que en 2012 los costes variables medios del conjunto de los sistemas insulares fueron de 180 euros por megavatio hora (MWh), pero si se resta la retribución total media de la eólica, de 86,27 euros por MWh, se produce un ahorro de unos 94 euros MWh.

La suma del ahorro anual es de 36 millones de euros, ya descontados los 14 millones de euros de primas recibidos por las instalaciones eólicas, según los cálculos de AEE.
Ahorro de 275 millones

Si se instalasen los 600 MW previstos en la convocatoria de preasignación para Canarias, el ahorro representaría 150 millones anuales de euros con los precios actuales de los combustibles, y más de 257 millones en 2016 si se toman en consideración las estimaciones de aumento de los precios de los combustibles fósiles y la previsible mejora de la eficiencia de los aerogeneradores, afirma.

No obstante, el real decreto ley 1/2012, en el que se introdujo la moratoria a los proyectos eólicos no registrados, tuvo como efecto el cierre del registro para esos 600 MW en las Islas Canarias.

Más de un año después, el Gobierno ha aprobado un proyecto de ley para la garantía del suministro e incremento de la competencia en los sistemas eléctricos insulares y extrapeninsulares, que se encuentra en trámite parlamentario y que contempla la introducción paulatina de nueva generación en otros sistemas que vaya desplazando a generación ineficiente.

Desarrollo regulatorio

En este contexto, la AEE y Aeolican reclaman que, en paralelo a esta tramitación, Industria y el Gobierno de Canarias avancen en el desarrollo regulatorio que permita la instalación de parques.

Por último, las asociaciones ofrecen su colaboración en la búsqueda de soluciones técnicas y de operación que maximicen la conexión e integración de la eólica en la red.

EP

shadow