Trabajan en la puesta a punto del hidrógeno solar

Imagen de energelia

Laboratorios de todo el mundo, entre ellos el de fotónica del profesor Michael Graetzel en la Escuela Politécnica Federal de Lausana, investigan sobre el desarrollo de una célula solar que permita descomponer el agua en hidrógeno y oxígeno directamente en la superficie de los electrodos, con rendimientos de conversión adecuados y garantizando la resistencia de los materiales.

 

{xtypo_dropcap}L{/xtypo_dropcap}a Escuela Politécnica Federal de Lausana (EPFL), asesora científica de Solar Impulse, se embarca en un reto fundamental y ambicioso: desarrollar una célula solar que permita descomponer el agua en hidrógeno y oxígeno directamente en la superficie de los electrodos. Aunque el concepto de fotólisis directa no es novedoso, informa Solar Impulse, presenta la ventaja incuestionable de reducir las pérdidas que se producen en cualquier sistema indirecto.

 

Para lograr su objetivo, el laboratorio de fotónica e interfaces del profesor Michael Graetzel ha iniciado trabajos de investigación fundamental que recurrirán a una ingeniería a escala nanotecnológica. Otros equipos de investigadores suizos y europeos aportarán sus conocimientos y tecnología.

 

La mayor dificultad es alcanzar rendimientos de conversión adecuados (4,5% previstos en 2009 y 7% en 2011), al mismo tiempo que se garantiza la estabilidad del proceso y la resistencia de los materiales. El proyecto de investigación, presupuestado en 5 millones de francos suizos, cuenta con el apoyo de la Oficina Federal de Energía. Varios laboratorios de todo el mundo trabajan en la puesta a punto del hidrógeno solar.

shadow