Sistema de producción de energía térmica a partir biomasa para la Real Basílica de San Isidoro

Imagen de arturo

logoeren.jpgEl Delegado Territorial de la Junta de Castilla y León en León, Eduardo Fernández, acompañado del Director General de Energía y Minas, Ricardo Gonzalez Mantero y el Director General de Patrimonio Cultural, Enrique Saiz Martín visitan la nueva instalación de un sistema de producción de energía térmica a partir biomasa en la Real Basílica de San Isidoro.


Este emblemático monumento del casco histórico de León ha estado abastecido de energía térmica para calefacción mediante un sistema de carbón, que se encontraba obsoleto por lo que su rendimiento era ineficaz, al mismo tiempo que perjudicaba el importante conjunto interior de la basílica.
Se completaba con un sistema de gasóleo relativamente nuevo y eficiente, si bien supone un elevado coste de combustible.

Recientemente se ha procedido a la rehabilitación del edificio, en sus aspectos de patrimonio cultural e histórico , rehabilitando fachadas, paredes interiores, etc., en el marco de un acuerdo entre la Consejería de Cultura de la Junta de Castilla y León, el Cabildo de la Real Colegiata y Caja Madrid, por lo que se consideraba este el momento más adecuado para optimizar y mejorar también las instalaciones energéticas.

Por otro lado, el Plan de la Bioenergía de Castilla y León, actualmente en tramitación administrativa que se prevé se complete a principios de 2010, propone establecer medidas urgentes como la puesta en marcha y difusión de proyectos demostrativos e innovadores en cuanto al uso térmico de biomasa y su aplicación en edificios emblemáticos.
Entre las medidas y acciones establecidas en el citado Plan, también se encuentra la realización de trabajos y estudios innovadores, la mejora tecnológica y el incremento paulatino del uso de biomasa en la Comunidad Autónoma.

Es esta una forma de aprovechar los importantes recursos de Castilla y León, que destaca por un gran potencial de biomasa, principalmente forestal y agrícola, fuente de energía autóctona, renovable y que utilizada de manera sostenible es inagotable.
Estos recursos se producen ex profeso o tienen su origen en otros procesos, asociados a actividades agrícolas, ganaderas, forestales, a sus correspondientes industrias, así como a actividades de tratamiento y gestión de residuos orgánicos diversos, lo que tiene como valor añadido una importante generación de actividad económica local, en gran medida rural, y la creación de empleo especializado.

El proyecto en la Basílica.

Desde el Cabildo y la Consejería de Cultura, por medio de la Dirección Generaln de Patrimonio Cultural se solicitó al EREN el apoyo técnico y económico con el objeto de mejorar el sistema de calefacción convencional, en la actualidad obsoleto.
Tras analizar diversas alternativas, tanto en lo relativo a la producción de energía como en la distribución en el complejo de edificios, se estudió la producción de calor con carbón, gas natural, gasóleo y biomasa; así como la distribución de dicho calor con aire, suelo radiante, radiadores de diversa configuración, etc.

Tras ello, el EREN ha propuesto el desmantelamiento del actual sistema de calefacción mediante carbón y la realización de un nuevo sistema, produciendo energía térmica con biomasa, con potencia instalada de 200 kWt y un consumo previsto de 100 t/año de biomasa forestal en forma de pelets.
En cuanto a la distribución, se ha optado por realizar unos nuevos bancos en la Basílica, los cuales incorporan radiadores en su interior, así como emisores de aire caliente en la Capilla del Santo Martino, y radiadores convencionales en la Sacristía.

Todo ello, constituye un sistema equivalente al anterior de carbón en lo relativo a confort (calor y operatividad), pero también más eficiente y no contaminante.
La actual concienciación de la importancia de salvaguardar el medio ambiente como forma de minimizar los efectos del cambio climático se hace realidad en esta instalación, pues además de aprovechar un recurso autóctono procedente de la limpieza de nuestros propios bosques, permite la eliminar la emisión de gases de efecto invernadero.

El sistema de producción de energía térmica mediante biomasa en la Basílica de San Isidoro es además pionero para un monumento exponente principal del románico, lo que le dota de una especial singularidad y puede servir como referente para su aplicación en otros edificios de de especial interés histórico artístico, singulares en Castilla y León, al mismo tiempo que permite aprovechar los propios recursos naturales que ofrece esta Comunidad Autónoma.
La instalación se ha realizado durante los meses de octubre y noviembre, poniéndose en marcha a pleno rendimiento en diciembre.

La inversión total de esta iniciativa se aproxima a 240.000 € aportados por la Dirección General de Patrimonio Cultural y el EREN.

shadow