Proyecto de investigación del uso de biomasa en centrales térmicas

Imagen de energelia

El Consejo de Gobierno del Principado de Asturias aprobó ayer la firma de un convenio con el Ministerio de Medio Ambiente, HC Energía y el Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía (IDAE) para la realización de un proyecto de investigación que determine las posibilidades de uso de biomasa para la co-combustión en centrales térmicas, en concreto en la térmica de Aboño. El proyecto contará con un presupuesto de 1.381.314 euros.

 

El Gobierno asturiano está interesado en participar en esta experiencia para conocer las posibilidades económicas del aprovechamiento de la biomasa forestal en Asturias y, además, representa una actuación interesante en materia de prevención de incendios forestales y gestión silvícola. Para poder llevar a término dicha experiencia, se pretende quemar la biomasa extraída en la central de Aboño, propiedad de Hidroeléctrica del Cantábrico Energía, la cual utiliza actualmente carbón en sus procesos de generación de energía.

 

Fruto de este convenio, el Ministerio de Medio Ambiente se encargará de la coordinación de los trabajos para la obtención de la biomasa, la recogida y transformación de biomasa en astillas, transporte a la central y elaboración del informe de resultados de la parte forestal. Por su parte, la Consejería de Medio Ambiente y Desarrollo Rural realizará la selección y puesta a disposición de los emplazamientos, y el seguimiento, coordinación y control de los trabajos silvícolas y culturales para la obtención de biomasa, de la recogida y empacado de biomasa y del transporte a la central. HC Energía se responsabilizará del tratamiento de la biomasa para su utilización en la central y del uso como combustible. Finalmente, el IDAE se hará cargo de la interconexión de las actividades silvícolas e industriales, de la evaluación de resultados y de la elaboración del informe con las conclusiones del proyecto.

 

El Ministerio de Medio Ambiente, a través de la Dirección General para la Biodiversidad, aportará 330.000 euros para desarrollar las tareas de su competencia; el Principado de Asturias abonará 29.414 euros; HC Energía tendrá que adaptar sus instalaciones al proceso productivo, lo que implicará un coste de un millón de euros; y el IDAE aportará 21.900 euros.

 

Modelos de biomasa para especies autóctonas

Asimismo, el Consejo de Gobierno aprobó un protocolo para desarrollar modelos de biomasa en especies forestales cultivadas del Principado de Asturias, al amparo de un convenio marco suscrito con la Universidad de Oviedo. El objetivo es regular la colaboración entre la Universidad de Oviedo, a través del Departamento de Biología de Organismos y Sistemas y el Serida, para que la Universidad desarrolle modelos de biomasa para masas jóvenes y maduras de varias especies cultivadas en Asturias, como el pino o el eucalipto. El Serida transferirá a la Universidad de Oviedo la cantidad de 58.050 euros, que se emplearán íntegramente en financiar el desarrollo de estos modelos.

                                                                                                                           (Europa press) 

shadow