Las previsiones de emisiones de gases de efecto invernadero en España, poco esperanzadoras

Imagen de energelia

Las proyecciones de emisiones de gases de efecto invernadero indican que España se situaría en 36,6% sobre el año base para el 2010. Por otro lado, las emisiones de gases de efecto invernadero en 2007 han aumentado un 2,1% con respecto a las verificadas en 2006.

 

{xtypo_dropcap}E{/xtypo_dropcap}l Ministerio de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino (MARM), como órgano competente, según el Acuerdo de la Comisión Delegada de Asuntos Económicos, ha elaborado el Inventario Nacional de Emisiones de Contaminantes Atmosféricos y las Proyecciones con horizonte 2020 de estos inventarios. Ambos documentos han sido remitidos, como es preceptivo, por el Gobierno español a la Comisión Europea.

 

Los datos oficiales basados en la prospectiva sectorial y las nuevas previsiones económicas apuntan a unas emisiones de gases de efecto invernadero domésticas medias para España en el quinquenio 2008-2012 que se situarían en un 36,6% por encima del año base (1990) del Protocolo de Kioto. El informe de proyecciones de emisiones elaborado por el MARM toma como referencia el cambio significativo en el mix energético caracterizado por un incremento del peso de las energías renovables, una mayor racionalización del consumo primario de energía y una mejora de la eficiencia de los sectores industriales.

 

La intensidad energética ha mejorado de forma continua desde 2005 y las proyecciones apuntan a un mantenimiento de esta tendencia, lo que marca un claro desacople entre el crecimiento económico y el consumo energético en nuestro país en los últimos años, informa el MARM. Por otra parte, la energía consumida procede de manera creciente de fuentes renovables. También se detecta un estancamiento de los consumos energéticos en el sector de transporte por carretera. Además de las emisiones de gases de efecto invernadero (GEI), el informe recoge proyecciones de emisión de otros gases contaminantes como los incluidos en la Directiva de Techos Nacionales de Emisión.

 

El Informe establece tres escenarios distintos: el tendencial (sin medidas), el escenario base (con la aplicación de medidas adoptadas por el Gobierno en la anterior legislatura) y el escenario objetivo (con medidas adicionales recientemente incorporadas o en proyecto). Este último apunta a unas emisiones de gases de efecto invernadero medias en el quinquenio de 395.785 kt de dióxido de carbono equivalente (CO2eq).

 

Entre las medidas adicionales del escenario objetivo destacan las recogidas en estrategias y planes de lucha contra el cambio climático y en materia energética aprobadas por las comunidades autónomas no incluidas en otras planificaciones de ámbito nacional consideradas en los escenarios tendencial o base.

 

Inventario Nacional 2007

El Inventario refleja que las emisiones de GEI del año 2007 se sitúan en 442.322 kilotoneladas de C02eq, lo que supone un incremento de 2,1% con respecto las emisiones de 2006, y un 52,6% por encima de las emisiones del año base. Este aumento se debe entre otros factores a la aportación del sector de generación eléctrica (responsable de más del 50% de las emisiones de los sectores afectados por el comercio de derechos de emisión), ya que se incrementó un 6,2% principalmente por una generación de origen nuclear anormalmente baja, sustituida por combustibles fósiles y un aumento del saldo neto exportador, informa el MARM. 

 

No obstante, cabe destacar que la mayor parte del incremento de la demanda (el 80%) fue cubierta con el aumento de la producción de energías renovables, especialmente eólica. En los sectores industriales se observa una estabilización de las emisiones en 2007, que pone de manifiesto el mantenimiento del buen dato en las emisiones por unidad de producto.

 

Adicionalmente, la caída del precio del derecho de emisión en la fase final del período 2005-2007, unido a la imposibilidad de arrastrar derechos a la siguiente fase, ha supuesto posiblemente una falta de incentivo para la reducción de las emisiones. Se trata de una situación que en ningún caso se dará en períodos sucesivos. El sector del transporte también ha tenido una influencia relevante incrementándose sus emisiones en un 3,4%.

shadow