La Junta de Castilla-La Mancha destina 2,9 millones de euros en ayudas para las energías renovables

Imagen de energelia

Estas subvenciones están dirigidas a todas las corporaciones locales, empresarios y particulares que apuesten por el consumo de energías limpias en el ámbito doméstico, industrial o de servicios. "En la actualidad el sector de las renovables presenta un importante grado de estabilidad y fortaleza económica", ha asegurado la consejera autonómica de Energía.

 

{xtypo_dropcap}L{/xtypo_dropcap}a consejera de Industria, Energía y Medio Ambiente de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha, Paula Fernández, anunciado ayer en Toledo la nueva orden de ayudas para el aprovechamiento energético en Castilla-La Mancha que, con una inversión total del Gobierno regional de 2,9 millones de euros en 2009, "favorecerá la implantación de las infraestructuras necesarias para el consumo y la producción de energías limpias en la comunidad autónoma". Los interesados pueden presentar sus solicitudes hasta el próximo 30 de abril de 2009 a través del Teléfono Único de Información (012) o en la oficina virtual habilitada por la Consejería de Industria, Energía y Medio Ambiente.

 

Esta medida, impulsada a través de distintas órdenes publicadas en el Diario Oficial de Castilla-La Mancha, beneficiará a todas aquellas corporaciones locales, mancomunidades, asociaciones, comunidades de bienes y particulares de la región que apuesten por la instalación y consumo de energías limpias y, por tanto, por el cuidado y la protección del medio ambiente. "Con estas ayudas, especialmente con las destinadas a particulares, el Gobierno de Castilla-La Mancha da un paso más a la hora de satisfacer las necesidades reales de los ciudadanos, ya que les facilitamos la instalación de una tecnología que, sin duda, repercutirá en un importante ahorro en las facturas domésticas de las familias".

 

La responsable autonómica ha detallado que, "con esta ambiciosa cuantía presupuestaria, la Consejería de Industria, Energía y Medio Ambiente permitirá subvencionar, durante este año, la instalación de tecnología solar térmica de baja temperatura; biomasa térmica para uso doméstico o en edificios públicos; fomentar el aprovechamiento energético del biogás, combustible procedente de residuos biodegradables; instalar más puntos de suministro de biocarburantes, en beneficio del sector del transporte; desarrollar la energía geotérmica para uso doméstico, industrial o de servicios, e instalar la infraestructura precisa para el impulso de la energía solar fotovoltaica aislada y la mixta eólica-fotovoltaica.

 

La responsable autonómica ha resaltado que, "en la actualidad, la industria de las renovables presenta un importante grado de estabilidad y fortaleza económica. Sólo en Castilla-La Mancha el sector de las energías limpias presenta más de 3.000 empleos directos y más de 5.000 indirectos, de la mano de grandes compañías con presencia internacional y de pymes auxiliares empeñadas en tareas como la instalación, el mantenimiento o la producción de materiales específicos del sector que, sin duda, se verán claramente beneficiados de estas actuaciones e inversiones del Ejecutivo castellanomanchego".

 

Asimismo, Paula Fernández ha puesto de manifiesto que "esta línea de ayudas ha permitido que, en los últimos 10 años, el Gobierno regional, en colaboración del Instituto para la Diversificación y Ahorro de Energía (IDAE), haya facilitado, con una inversión cercana a los 50 millones de euros, la implantación de 3.400 instalaciones para generar energía limpia de autoconsumo, que en conjunto suma una potencia instalada superior a los 29.000 kilowatios".

 

shadow