La FAO presenta una nueva herramienta para evaluar la bioenergía

Imagen de energelia

Ha diseñado un "marco analítico" que evalúa: el potencial técnico y los costes de producción de biomasa, el potencial económico de la bioenergía, las consecuencias macroeconómicas, así como el impacto nacional y doméstico para la seguridad alimentaria.

 

{xtypo_dropcap}E{/xtypo_dropcap}l "marco analítico" o herramienta de apoyo a las decisiones desarrollado por la FAO para ayudar a los países a entrar en el sector de la industria bioenergética y obtener así beneficios para los pobres sin hacer peligrar su seguridad alimentaria, explica un comunicado de la organización, ha sido diseñado por un equipo de economistas de la FAO, el Instituto Copérnico de la Universidad de Utrecht y el Oeko-Institut de Darmstadt, y ha sido analizado en una reunión de dos días de expertos del Proyecto de Bioenergía y Seguridad Alimentaria (BEFS, por sus siglas en inglés) de la FAO.

 

Los gobiernos interesados en entrar en el sector bioenergético pueden, mediante este marco analítico, calcular el efecto de las decisiones de su política en la seguridad alimentaria de sus poblaciones. "La bioenergía puede afectar a los precios alimentarios y a los ingresos de la población rural y, por tanto, tiene importantes consecuencias —tanto positivas como negativas— para la seguridad alimentaria", explican desde la FAO.

 

Se probará en Perú, Tailandia y Tanzania

A través de cinco pasos, el marco analítico permite evaluar: el potencial técnico de biomasa; los costes de producción de biomasa; el potencial económico de la bioenergía; las consecuencias macroeconómicas; el impacto nacional y doméstico y las consecuencias para la seguridad alimentaria. Los resultados permitirán determinar el potencial bioenergético real así como los hogares más vulnerables cuya seguridad alimentaria estaría en peligro.

 

Las herramientas utilizadas por el marco analítico son modelos matemáticos, como el Quickscan, que calcula la bioenergía mundial potencial hasta 2050, y el COSIMO, de la FAO, que modela el sector agrícola en un elevado número de países en desarrollo. La experimentación de esta nueva metodología se llevará a cabo sobre el terreno en Perú, Tailandia y Tanzania, antes de estar disponible para la comunidad internacional en general.

shadow