La comisión europea lanza Green Emotion

Imagen de arturo

iberdrolabus.jpgLa Comisión Europea ha puesto en marcha una iniciativa paneuropea de cuatro años de duración para promover la movilidad eléctrica. Los 42 socios participantes en el proyecto, entre los que se encuentran empresas industriales, empresas energéticas y fabricantes de automóviles, empresas de servicios públicos, ayuntamientos, universidades e instituciones del ámbito tecnológico y de la investigación aportarán, intercambiarán y desarrollarán sus conocimientos y experiencias en una serie de ciudades seleccionadas dentro de Europa.

 

"La movilidad eléctrica supondrá una importante contribución para reducir las emisiones de dióxido de carbono. El objetivo de Green eMotion es garantizar una exitosa y rápida difusión de los vehículos eléctricos", señaló Siim Kallas, vicepresidente de la Comisión Europea y comisario de Transporte de la UE. El proyecto cuenta con un presupuesto de  42 millones de EUR,  de los que cerca de 24 millones serán financiados por la UE.

El proyecto dará a todos sus participantes la oportunidad de adquirir experiencia en movilidad eléctrica tanto en las zonas donde ya se están desarrollando proyectos demostrativos como en las nuevas elegidas dentro de Europa, lo que ayudará a perfeccionar la tecnología existente. La cuestión esencial es el desarrollo a nivel europeo de procesos, estándares y soluciones de  las tecnologías de la información  que permitan a los consumidores de vehículos eléctricos tener un acceso fácil y sin problemas a la infraestructura de recarga y a sus servicios asociados en toda la Unión Europea. Por ello, el tema de la estandarización es también otro de los elementos clave para que se pueda asistir a un desarrollo rápido y rentable de la movilidad eléctrica. Gracias a Green eMotion, el número total de puntos de recarga en las regiones donde se desarrollará el proyecto superará los 10.000. Se instalarán cerca de 1.000 en Barcelona, Madrid y Málaga; unos 400 en Roma y Pisa; 3.600 en Berlín y unos 100 en Estrasburgo. En Dinamarca se pondrán en circulación entre 2.500 y 3.500 vehículos eléctricos a lo largo de este año y se instalarán hasta 4.500 estaciones de recarga en Copenhague, Bornholm y Malmö. Además, en Irlanda el despliegue será de unos 2.000 vehículos eléctricos y unas 3.500 estaciones de recarga por todo el país.

Según Heike Barlag, de la compañía Siemens y coordinador del proyecto, "el objetivo de Green eMotion es allanar el camino para la electromovilidad en toda Europa, para lo que es necesario crear estándares para las infraestructuras, analizar el comportamiento de las redes y trabajar en el campo de las TICs". Además, Barlag ha hecho hincapié en que "con el proyecto, al incluir las actividades de cada socio en una gran iniciativa europea, se está dando impulso y transparencia, a la vez que se garantiza el desempeño coordinado de la movilidad eléctrica". 

En Green eMotion se reunirá la experiencia adquirida con coches, autobuses y vehículos de dos ruedas con sistemas de propulsión exclusivamente eléctricos y con vehículos híbridos, y se abordarán aspectos especiales en algunos de los demostradores regionales como los cambios de baterías y la recarga a través de corriente continua (DC), así como la integración de redes inteligentes, el tráfico transfronterizo, diferentes sistemas de pago y el ensayo de modelos de negocio alternativos.

shadow