Investigadores andaluces diseñan baterías de litio alimentadas por energía solar

Imagen de energelia

Universidad de Córdoba.Las universidades de Córdoba y Málaga desarrollan este proyecto para baterías de litio situadas entre superficies de vidrio transparente. Se podrían emplear en los cristales de un vehículo; en cerramientos de cristal para piscinas o invernaderos, que pueden captar energía durante el día y por la noche iluminar el habitáculo; o en una ventana.

 

{xtypo_dropcap}C{/xtypo_dropcap}ientíficos de las Universidades de Córdoba y de Málaga han iniciado un proyecto de investigación dirigido a estudiar la utilización conjunta de energía fotovoltaica y eléctrica mediante una batería de litio situada entre superficies de vidrio transparentes, informa la Consejería de Innovación, Ciencia y Empresa de la Junta de Andalucía.

 

Las baterías de iones de litio o Li-Ion emplean como electrolito una sal de litio que proporciona los iones necesarios para la reacción electroquímica. Desde que se iniciara a principios de los noventa la comercialización de un acumulador basado en la tecnología Li-ion, su uso se ha popularizado en aparatos como teléfonos móviles, agendas electrónicas, ordenadores portátiles y lectores de música. El dispositivo ideado por los investigadores andaluces convierte la energía solar en eléctrica mediante placas fotovoltaicas, y acumulada esta energía eléctrica en una batería de litio que está integrada en una ventana o en una superficie acristalada. De este modo, y mediante un interruptor, el usuario puede hacer uso de la energía cuando lo desee.

 

La labor de la Universidad de Córdoba (UCO) consiste en investigar las posibilidades de nuevos materiales para las baterías, explica la Junta. Para ello, modificará cada uno de los componentes de la batería. Por ejemplo, los electrodos suelen ser compuestos oscuros y sólidos, con lo cual “tenemos que buscar materiales transparentes que dejen pasar la luz y que, a la vez, sigan realizando su función electroquímica de almacenamiento de energía”, asegura Luis Sánchez Granados, uno de los coordinadores del proyecto.

 

Por su parte, el equipo de la Universidad de Málaga (UMA) se dedica al estudio de materiales para optimizar el desarrollo de dispositivos fotovoltaicos. “El sistema sería como una especie de sándwich, donde la parte externa funcionaría como un dispositivo fotovoltaico que, mediante la conversión de energía solar a eléctrica, transmitiría la corriente a la parte interna, que sería el relleno del sándwich, con los electrodos de la batería”, apunta el investigador.

 

Este trabajo forma parte de un proyecto de investigación dirigido por el profesor de la UMA Francisco Martín. concedido por el Ministerio de Ciencia e Innovación en la convocatoria de Acciones Explora. En estas acciones se fomenta la investigación básica sobre alguna materia o idea que no está asentada en su fundamento de exploración, afirma Luis Sánchez, profesor de la UCO.

shadow