Iberdrola se compromete a que sus emisiones sean un 20% inferiores a las del sector europeo en 2020

Imagen de arturo

iberdrola__logo.jpgIberdrola se ha comprometido a situar sus emisiones de CO2 al menos un 20% por debajo de las del sector eléctrico europeo en el año 2020, para lo que seguirá apostando por las tecnologías limpias de generación de energía.

Iberdrola se ha comprometido a situar sus emisiones de CO2 al menos un 20% por debajo de las del sector eléctrico europeo en el año 2020, para lo que seguirá apostando por las tecnologías limpias de generación de energía.

La Compañía se fija así un objetivo concreto con motivo de la celebración la próxima semana de la Cumbre de Naciones Unidas en Copenhague, que tratará de establecer una estrategia común contra el cambio climático a partir de 2012, año en el que finaliza la vigencia del protocolo de Kioto.

Para lograrlo, Iberdrola basará sus inversiones futuras en la promoción de las energías no emisoras de gases de efecto invernadero y de las tecnologías de secuestro de CO2.

La Empresa ha sentado las bases para culminar con éxito este reto, ya que cuenta con una cartera de proyectos eólicos de 57.400 MW; desarrolla plantas hidroeléctricas por 3.000 MW en España, Portugal y Brasil; participa en el programa de construcción de nuevas centrales nucleares en Reino Unido, y aspira a convertirse en un referente mundial en la tecnología de almacenamiento y captura de CO2 en centrales térmicas.

El Presidente de la Empresa, Ignacio Galán, ha asegurado que "Iberdrola se encuentra plenamente alineada con la corriente imparable hacia un nuevo modelo energético global, basado en las bajas emisiones de carbono y apoyado en las fuentes limpias y eficientes".

"El camino a seguir para reducir drásticamente las emisiones de gases de efecto invernadero es cambiar el modelo energético actual para lograr disponer de una energía sostenible, competitiva y segura que sustituya progresivamente la dependencia de los combustibles fósiles por la generación con fuentes limpias", ha añadido.

Ignacio Galán ha recordado que la Compañía "ha sido pionera en el pasado en la lucha contra el cambio climático y en la utilización de las energías limpias; en el presente es el líder eólico mundial y una de las compañías eléctricas con menores emisiones; y en el futuro, quiere seguir desarrollando en todo el mundo su apuesta por la energía limpia".

En opinión del Presidente de la Compañía, "la cita de Copenhague constituye una inmejorable ocasión para que los gobiernos sienten las bases de una nueva economía verde, estimulen las inversiones medioambientalmente responsables y conviertan al cambio de modelo energético en una potente herramienta para la recuperación económica, la reactivación de la inversión y la creación de empleo".

"Aunque son muchas y complejas las dificultades que habrá que superar en Copenhague para establecer objetivos vinculantes y conseguir un acuerdo político, la corriente hacia una transformación profunda del modelo energético es imparable e irreversible", ha añadido.

Iberdrola tenía 43.311 MW de potencia instalada en todo el mundo a finales de 2008, de los que 22.367 MW (52%) estaban libres de emisiones, frente los 20.163 MW del año anterior, lo que supone una mejora del 11%. En España, la capacidad limpia ascendía a 17.060 MW, un 64,7% del total nacional del Grupo.

 

Iberdrola

shadow