Iberdrola gana 922 millones de euros en el primer trimestre

Imagen de arturo

iberdrola__logo.jpgIberdrola ha obtenido un beneficio neto de 922 millones € en el primer trimestre de 2010, lo que supone un aumento del 16,2% respecto al mismo periodo del año anterior. Esta mejora ha sido posible por la diversificación del Grupo, que le ha permitido equilibrar la distinta evolución de las áreas geográficas y de negocio y obtener crecimientos en diferentes entornos.

 

La mayor producción y eficiencia en los tres primeros meses del año han compensado la evolución negativa de los precios y han permitido a la Empresa incrementar el 11,6% el Ebitda, hasta 2.178 millones €; el 7,8% el Ebit (1.536 millones €); el 9,2% el margen bruto (3.224,5 millones €); el 0,6% las ventas (7.688 millones €); el 10,6% el beneficio neto recurrente (847,6 millones €), y el 17,1% el flujo de caja operativo (1.491,7 millones €).

Los negocios regulados y renovables han aportado el 59% del resultado operativo total del Grupo en el primer trimestre, caracterizado por la positiva evolución del negocio tradicional en España, Renovables y Brasil. Por actividades, destaca el crecimiento del Ebitda de Renovables (+30,4%), mientras que por zonas geográficas, el área de energía en España ha contribuido con un 33% al Ebitda; ScottishPower con un 24%; Iberdrola Renovables con un 20%; Iberdrola USA con un 9%; Latinoamérica con un 10%, y otros con un 3%.

El potencial de los activos de Iberdrola en todo el mundo le han permitido aumentar un 15,4% la producción global de energía, hasta los 42.454 millones de kilovatios hora (kWh), debido al incremento de la generación con tecnologías libres de emisiones de CO2, sobre todo la energía hidroeléctrica (+135%), eólica (+26%) y nuclear (+5%). Además, la Empresa ha seguido diversificando y ampliando su parque de producción, caracterizado por un bajo nivel de emisiones de CO2 y un coste flexible, cuya capacidad instalada ha alcanzado los 43.728 megavatios (MW).

La gestión de Iberdrola en el primer trimestre de 2010 ha buscado consolidar la situación financiera del Grupo, con el fin de preservar la solidez. La Compañía ha optimizado la estructura del balance mediante una mayor eficiencia (+8%) en todos los negocios, con una mejora de 230 puntos básicos en términos homogéneos del ratio de gasto operativo sobre margen bruto.

Asimismo, la Empresa cuenta con una situación de liquidez cómoda (7.800 millones €) y mantiene la fortaleza financiera, después de que Standard and Poor's reafirmase recientemente el nivel de rating A para el Grupo. Iberdrola ha reducido su ratio de apalancamiento en el periodo, pasando del 52,2% al final del primer trimestre de 2009 (excluyendo el impacto del déficit de tarifa) al 45,6% actual y ha rebajado en 2.100 millones € la deuda neta ajustada, que se sitúa en 29.094 millones € (25.310 millones € si se excluye el déficit de tarifa).

La Compañía prevé una mejora del balance del Grupo tras la aprobación del Real Decreto sobre el Fondo de Titulización del Déficit de Tarifa en España, que podrá constituirse próximamente y que supone uno de los últimos pasos para recuperar esta deuda.

Los positivos resultados obtenidos en el primer trimestre de 2010 ponen de manifiesto lo acertado de la estrategia seguida en los últimos años por la Compañía, que ha afianzado en el periodo su liderazgo energético, logrado como consecuencia las fuertes inversiones realizadas -más de 62.000 millones € entre 2000 y 2009-.

Esto ha permitido que Iberdrola haya conseguido triplicar su potencia instalada, multiplicar por 2,7 la producción, duplicar la calidad de servicio, multiplicar por 11 la energía limpia, dar empleo a 33.000 personas, crear más de 35.000 puestos de trabajo indirectos, realizar compras asociadas por 27.000 millones €, invertir 100 millones € al año en I+D y crear una de las mayores compañías globales de ingeniería energética.

Tras la expansión internacional llevada a cabo, el Grupo ha conseguido estar presente en más de 40 países y diversificar su negocio en las áreas más liberalizadas y mejor situadas para afrontar la recuperación económica. La internacionalización de la Empresa le ha permitido escalar posiciones hasta convertirse en el primer grupo energético nacional, la cuarta mayor empresa española del Ibex 35 por capitalización, el líder mundial eólico y una de las mayores eléctricas globales.

Previsiones ejercicio 2010

Para el conjunto de 2010, la Compañía espera incrementar el Ebitda y el beneficio neto recurrente, como consecuencia de la mejora prevista del entorno, con una estabilización de la demanda, el aumento de la capacidad instalada del Grupo, las mejoras de eficiencia, la adecuación de las inversiones al flujo de caja generado, la titulización del déficit de tarifa en España y la mejora de la deuda.

De este modo, Iberdrola afrontará la situación económica en las mejores condiciones posibles, gracias a que cuenta con un mix de generación en su mayor parte no dependiente de la evolución de los precios de las materias primas, a lo que se suma su cartera diversificada de activos.

En los próximos años, Iberdrola pretende afianzar su plan industrial de crecimiento futuro, basado en la promoción de proyectos energéticos sostenibles y de alto valor añadido en sus mercados de referencia, que giran en torno al área atlántica. La Empresa se centrará en potenciar las energías no emisoras de CO2, como las renovables, hidroeléctricas y nucleares, las redes inteligentes y el coche eléctrico.

Para ello, IBERDROLA tiene previsto invertir 18.000 millones € en el periodo 2010-2012, de los que 9.000 millones € se destinarán al sector renovable (fundamentalmente eólico), 6.300 millones a seguir mejorando y desarrollando sus infraestructuras de redes y 2.700 millones a las áreas de generación de electricidad y comercialización de energía en todo el mundo. 

shadow