Iberdrola e Iberdrola Renovables aprueban su proyecto de fusión

Imagen de arturo

iberdrola__logo.jpgLos Consejos de Administración de ambas sociedades han dado el visto bueno a la propuesta, que deberá ser ratificada por las Juntas. La operación fija finalmente una ecuación de canje de 0,5045 acciones de la matriz por cada título de la filial, lo que, unido al reparto de los dividendos ordinarios de ambas empresas, supone valorar cada acción de Renovables en 3,08 €, considerando la cotización de Iberdrola del día anterior al anuncio de la propuesta

 

Esta nueva valoración implica una mejora del 3,4% respecto a la oferta inicial de Iberdrola y eleva la prima sobre la cotización de Renovables de los últimos seis meses previos al anuncio de la fusión hasta el 20,7%. Asimismo, conlleva la ampliación del Programa de Recompra de acciones de Iberdrola hasta un máximo de 250,9 millones de acciones, representativas de hasta el 4,309% del capital social de la Empresa.


Los Consejos de las dos compañías han aprobado, asimismo, un Proyecto Común de Fusión, en el que se recogen las razones de la misma y los pasos necesarios para culminarla a lo largo del próximo mes de julio. Los Consejos de Administración de Iberdrola e Iberdrola Renovables, reunidos en el día de hoy en Madrid, han aprobado el proyecto de fusión por absorción de la segunda por parte de la primera cuya negociación comenzó el pasado 8 de marzo.


La operación fija finalmente una ecuación de canje de 0,5045 acciones de la matriz por cada título de la filial, lo que, unido al reparto de los dividendos ordinarios de ambas empresas, supone valorar cada acción de Iberdrola Renovables en 3,08 €, considerando la cotización de Iberdrola  del día anterior al anuncio de la propuesta.


Esta nueva valoración implica una mejora del 3,4% respecto a la propuesta inicialmente planteada por Iberdrola (2,978 €) y eleva la prima sobre la cotización de Iberdrola Renovables de los últimos seis meses previos al anuncio de la fusión hasta el 20,7% y el 13,8% respecto al día anterior de dicho anuncio.
Iberdrola Renovables abonará, con anterioridad a la fusión, un dividendo extraordinario de 1,2 € por título, que será propuesto por el Consejo de Administración de esta sociedad a su Junta General de Accionistas y que Iberdrola respaldará.


En caso de que la Junta de Iberdrola Renovables apruebe dicha distribución de dividendo, se modificaría la mencionada ecuación de canje, que quedaría en 0,3027 acciones de Iberdrola por cada uno de los títulos de la filial. Para asumir este reparto de acciones, la matriz ha procedido a ampliar el Programa de Recompra de títulos anunciado el pasado 14 de marzo hasta un máximo de 250,9 millones, representativos de hasta el 4,309% del capital social de Iberdrola.
Asimismo, de cara a establecer la nueva valoración de los títulos de la filial, se han tenido en cuenta los mencionados dividendos ordinarios de ambas empresas con cargo a los resultados del ejercicio 2010. En el caso de Iberdrola Renovables, se prevé entregar a sus accionistas, en torno al próximo 21 de junio, un dividendo de 0,025 € brutos por acción.


Asimismo, los actuales accionistas de Iberdrola Renovables se beneficiarán del dividendo que pagará la matriz y del sistema de retribución denominado Iberdrola Dividendo Flexible, que les supondrá la recepción de 0,0545 € brutos por cada acción de la filial. En este sentido, IBERDROLA prevé llevar a cabo dicho pago una vez cerrada la fusión entre ambas sociedades, a lo largo del próximo mes de julio.


Aprobado el Proyecto Común de Fusión
Los Consejos de Administración de Iberdrola e Iberdrola Renovables (con la abstención de los Consejeros dominicales de la matriz) han aprobado, asimismo, un Proyecto Común de Fusión, en el que se recogen las principales razones para acometer la misma y los pasos necesarios para culminarla en los plazos previstos.
Entre los numerosos motivos que justifican esta fusión, expuestos en el mencionado proyecto, figuran seis:
 1-   El sector de las renovables ha cambiado significativamente desde la OPS de Iberdrola Renovables y, mediante la fusión, Iberdrola podrá desarrollar directamente una actividad consustancial a su objeto social.
2-   Los accionistas de la filial se beneficiarán del mayor tamaño de Iberdrola, la liquidez de sus títulos y la menor volatilidad de las acciones. Además, podrán beneficiarse de la política retributiva de la matriz, cuyo pay out ronda el 50%.
3-   Con la fusión, Iberdrola podrá acometer proyectos que Iberdrola Renovables hubiera tenido más difícil llevar a cabo, por limitaciones de balance, financieras o de recursos humanos.
4-   La operación implica sinergias organizativas que se espera se traduzcan en una reducción de costes de unos 20 millones € anuales desde 2012.
5-   La integración de las bases accionariales de ambas empresas supondrá que habrá un mayor número de accionistas.
6-   El acceso a los mercados de capitales para obtener fondos ajenos se hará desde una plataforma empresarial de mayor peso y una capacidad de interlocución con los agentes financieros más importante.
Este Proyecto Común de Fusión habrá de ser aprobado por las Juntas Generales de Accionistas de ambas empresas, cuya convocatoria se producirá el próximo mes de abril. Está previsto que el proceso de fusión pueda culminarse a lo largo del próximo mes de julio.
Los asesores financieros del Grupo Iberdrola han sido Citigroup y HSBC y en el área jurídica ha aconsejado Uría Menéndez Abogados, SLP. Sus contrapartes en Iberdrola Renovables han sido Credit Suisse y Merrill Lynch, así como CMS Albiñana & Suárez de Lezo.

 

Iberdrola Renovables

shadow