Greenpeace publica un estudio sobre los beneficios del uso de energías renovables

Imagen de energelia

Greenpeace y el Consejo Europeo de Energía Renovable (EREC) han publicado un informe cuyas conclusiones quieren demostrar que invertir en un futuro de electricidad renovable "ahorraría 10 veces los costes de combustible de un escenario basado en continuar la actual dependencia de las energías fósiles, lo que supondría un ahorro de 166.000 millones de euros al año y una reducción de las emisiones de CO2 a la mitad para 2030".


La organización ecologista ha emitido un comunicado sobre su informe Inversión de futu[r]o. Un plan de inversión sostenible en el sector eléctrico para salvar el clima en el que destaca que "es el primer análisis global de este tipo" y que la argumentación económica que sostiene es suficientemente poderosa "para que las inversiones mundiales se desplacen de peligrosas opciones como el carbón o la nuclear, hacia energías renovables como la solar, eólica, hidráulica, geotérmica y bioenergía durante los próximos 23 años".

Señala que el informe "aporta el fundamento económico para el estudio [R]evolución Energética. Perspectiva mundial de la energía renovable, publicado en enero de 2007, que analizaba la hoja de ruta para reducir las emisiones mundiales de CO2 en un 50% para 2050, manteniendo el crecimiento económico mundial".

"Mientras Live Earth moviliza a miles de millones de personas para actuar con urgencia contra la amenaza climática, nuestro informe muestra no sólo que las necesidades mundiales de electricidad se pueden satisfacer con energías renovables, sino que al hacerlo nos ahorraremos literalmente billones de euros, nada menos que 166.000 millones de euros al año, para siempre", ha declarado Sven Teske, experto en energía de Greenpeace Internacional. "Por el contrario, si seguimos como hasta ahora, se construirán 10.000 nuevas centrales térmicas que aumentarán las emisiones mundiales de CO2 en un 50%, y más que duplicarán los costes de combustible; y no hay manera de poner un precio a los desastrosos resultados que esto tendrá sobre el medio ambiente y la humanidad", añade Teske.

Del mismo modo, en el comunicado se sostiene que la [R]evolución Energética necesita una inversión adicional global de 20 mil millones de euros en centrales limpias y renovables por encima de los gastos actuales. Así, los ahorros de combustible de este escenario, que supondrían hasta 186 mil millones de euros al año, significarían que esa inversión se costearía en unas diez veces. Concluye que sólo con trasladar las masivas subvenciones de 230 mil millones euros al año que reciben el carbón y el gas hacia energías renovables limpias y seguras se cubrirían con creces los costes de la [R]evolución Energética.

Según EREC, el mercado mundial de aerogeneradores alcanzó un valor de unos 18 mil millones de euros en 2006, y el total de la industria renovable 46 mil millones de euros. En el escenario de [R]evolución Energética, el valor de las energías renovables sería de 265 mil millones de euros en 2030.

"La industria renovable quiere y puede proporcionar las plantas eléctricas que el mundo necesita, simplemente necesitamos la correcta política energética y climática. Las decisiones que se tomen en los próximos años seguirán teniendo impacto en 2050. Sólo si se toma una ruta de energía renovable podemos evitar los peores excesos del cambio climático", ha declarado Oliver Schäffer, director político de EREC.

shadow