Greenpeace acusa a Endesa de disfrazar de verde la térmica de Carboneras

Imagen de energelia

La organización ecologista Greenpeace ha pedido al Ministerio de Medio Ambiente que el proyecto de quema conjunta de biomasa y carbón en la central térmica de Carboneras, presentado por Endesa, sea sometido al procedimiento de Evaluación de Impacto Ambiental. La introducción de la quema de biomasa sólo busca alargar la vida de la térmica de carbón, explicó Greenpeace en un comunicado de prensa.

 

Greenpeace busca evidenciar que existen alternativas mejores para reducir el impacto de esta térmica sobre el cambio climático, por lo que la Declaración de Impacto Ambiental debería ser contraria al proyecto. Y añade que la térmica de Carboneras es el mayor foco de emisión de CO2 de Andalucía, y el tercero de España, y lo seguirá siendo con o sin cocombustión de biomasa, pues sus emisiones actuales de 6.326.518 toneladas/año de CO2 se reducirían tan sólo en un 7,6%, según los datos de Endesa, a cambio de alargar la vida de la central con esta operación de “lavado de imagen”.

"Si Endesa tuviese interés en reducir las emisiones de Carboneras, presentaría un plan de cierre de la térmica e invertiría en auténticas centrales de generación con fuentes renovables, sea biomasa, solar o eólica", ha declarado José Luis García Ortega, responsable de la campaña de Energía y Cambio Climático de Greenpeace.

 

Documento ambiental para el proyecto de cocombustion directa de biomasa en el grupo I de la U.P.T. Almería. Alegaciones de Greenpeace.

shadow