Fundación BBVA publica un estudio sobre la actitud de los españoles hacia la energía y el agua

Imagen de energelia

Según este estudio, la población española está más sensibilizada hacia las problemáticas de la energía y el agua, pero esto cristaliza de manera desigual en términos de aceptación de medidas de ahorro o consumo eficiente: aunque se tiende a rechazar la imposición de medidas que impliquen incrementos directos en los precios o restricciones en el consumo de estos bienes clave, los españoles están dispuestos a pagar más por energías con menor impacto medioambiental (energías renovables o biocarburantes).

 

La información empírica del Estudio FBBVA sobre actitudes sociales de los españoles hacia la energía y el agua ha sido obtenida a través de 2.000 entrevistas personales a población española de 15 años y más mediante un muestreo aleatorio polietápico. El trabajo de campo se llevó a cabo en junio de 2007. El diseño y análisis del estudio ha corrido a cargo de la Unidad de Estudios Sociales y de Opinión Pública de la Fundación BBVA.

 

{xtypo_quote_right}Dicha sensibilización es un requisito imprescindible para la adopción
de hábitos dirigidos al ahorro y la eficiencia en el uso de ambos
recursos escasos{/xtypo_quote_right}Los datos del estudio muestran que existe entre los españoles una sensibilización creciente hacia las problemáticas de la energía y el agua. Dicha sensibilización es un requisito imprescindible para la adopción de hábitos dirigidos al ahorro y la eficiencia en el uso de ambos recursos escasos. Asimismo, la existencia de un contexto social e institucional (políticas públicas, estructuras e incentivos) favorable es indispensable para que se reduzca la distancia entre conciencia, predisposición y conducta efectiva.

 

Conclusiones más relevantes del estudio respecto a la energía

—6 de cada 10 encuestados consideran que la situación energética es un problema importante para España.

—Alrededor de 8 de cada 10 prevé fuertes aumentos en los precios de productos energéticos, como la gasolina o la electricidad, en los próximos 5 años.

—Existe un claro apoyo al uso de energías renovables, especialmente solar (8,6 puntos en una escala de 0 a 10) y eólica (8,3), lo que contrasta con una opinión muy negativa acerca de la energía nuclear (3,1).

—Aunque el 63% de los españoles se opone a un aumento lineal de las tarifas eléctricas, el 55% estaría dispuesto a pagar un poco más si la electricidad procediera de fuentes renovables.

—Un 62% de los españoles ha oído hablar de los biocarburantes y, entre los propietarios de vehículos, el 57% estaría dispuesto a pagar más por un litro de gasolina mezclado con biocarburantes.

shadow