España se prepara para producir biogás agroindustrial

Imagen de energelia

El centro tecnológico ainia ha presentado el macroproyecto ProBiogás, que desarrollará modelos de producción sostenible de esta energía renovable a partir de los residuos de las industrias ganadera, agrícola y alimentaria.

 

{xtypo_dropcap}E{/xtypo_dropcap}n el marco del Expo-Congreso de Biogás que se celebra hoy y mañana en Madrid, ainia centro tecnológico presenta el macroproyecto nacional ProBiogás, en el que participa junto con 27 socios: 13 empresas (Abantia, Almazán, BFC, Cespa, Covap, Granja San Ramón, Naturgas, Protecma, Sogama, Tetma, Fundación Asturiana de Energía, Fundación Natural Castilla y León y Fundación Ruralcaja), tres centros públicos de I+D (Cebas, IVIA y Ciemat), siete universidades (Universidad de Barcelona, Universidad de Cádiz, Universidad de León, Universidad Miguel Hernández, Universidad de Oviedo, Universidad Politécnica de Valencia y Universidad de Santiago de Compostela), tres centros tecnológicos (Cidaut y Giro, además de ainia) y el IDAE (Instituto de Diversificación y Ahorro Energético).

 

El PSE ProBiogás está enmarcado en el programa de Proyectos Singulares y Estratégicos (PSE) del Ministerio de Ciencia e Innovación, que en 2007 subvencionó este proyecto con cerca de 400.000 euros. Su objetivo principal es mejorar los sistemas de producción basados en la codigestión anaerobia de los materiales agroindustriales sobrantes más frecuentes en España. Es decir, propone la utilización de los residuos que producen las industrias ganaderas, agrícolas y alimentarias españolas para generar con ellos energía económica, respetuosa con el medio ambiente y rentable. Se trata, por tanto, de un proyecto estratégico nacional que tiene una duración de cuatro años.

 

El biogás agroindustrial se genera a partir de residuos agrícolas, alimentarios y ganaderos, y, producido de manera limpia, es un combustible de carácter renovable para producir electricidad y calor en motores de cogeneración. Además, explican desde ainia, se plantean aplicaciones novedosas como la de su uso como combustible para vehículos, su inyección en redes de gas natural o su uso en pilas de combustibles.

 

Mapa agroindustrial

Andrés Pascual, responsable del Departamento de Calidad y Medio Ambiente de ainia centro tecnológico, explica: “Actualmente, se está trabajando en este proyecto en la creación de un mapa de potencial de biogás en España. El fin de este mapa es conocer la disponibilidad, características y distribución de las materias primas (residuos de industrias ganaderas, agrícolas y alimentarias) necesarias para generar biogás".

 

Estas materias se dividen básicamente en: residuos ganaderos (purines, estiércol, gallinaza…), residuos de origen vegetal (excedentes, destríos, pulpas, bagazos, aceites usados...), residuos de origen animal (cárnicos, de pescado, lácteos…), y otros como los residuos de plantas de biocombustibles (glicerina). Será, por tanto, un inventario cualitativo y cuantitativo detallado de ámbito comarcal de los sustratos (residuos) para generar biogás en España, concreta Pascual. 

shadow