España firma los estatutos para la creación de la Agencia Internacional de Energías Renovables

Imagen de energelia

IRENA ConferenceEl objetivo principal de IRENA será promover la adopción a gran escala de energías renovables, asesorando a los países industrializados y en desarrollo en la mejora de sus marcos regulatorios y en el desarrollo de capacidades, para que este tipo de fuentes de abastecimiento alcancen cuotas cada vez mayores de la producción energética mundial.

 

{xtypo_dropcap}E{/xtypo_dropcap}l Gobierno español firmó ayer los estatutos de la nueva Agencia Internacional de Energías Renovables (IRENA, en sus siglas en inglés), en cuyo acto fundacional participaron 125 países y que se desarrolló en la ciudad alemana de Bonn. De esta manera se constituye una Comisión Preparatoria formada por los países firmantes y financiada con contribuciones voluntarias cuyo objetivo será diseñar un plan de trabajo inicial y elegir la sede y el director general interino, que tendrá como misión empezar a hacer funcionar la Agencia hasta la ratificación final al menos por 25 Estados. Se ha previsto que se puedan enviar solicitudes de candidaturas hasta el 30 de abril. La decisión final se dará a conocer en junio de 2009.

 

La delegación española estuvo encabezada por el ministro de Industria, Turismo y Comercio, Miguel Sebastián, al que acompañaban la secretaria de Estado de Cambio Climático, Teresa Ribera, y el director general de Relaciones Económicas Internacionales del Ministerio de Asuntos Exteriores y de Cooperación, Rafael Conde.

 

Para el Ejecutivo de España la constitución de IRENA es un hito clave que marca un antes y un después en la cooperación internacional en el proceso de cambio de modelo energético. En este sentido, Miguel Sebastián señaló: "Todos debemos contribuir con el intercambio de información sobre buenas prácticas; el asesoramiento a los legisladores; el establecimiento de mecanismos de transferencia de tecnología, y la creación de capacidades".

 

Se trata de la primera iniciativa multilateral con capacidad de maximizar y coordinar los esfuerzos de los distintos agentes implicados en el desarrollo de las energías renovables a escala mundial. Con la creación de IRENA el Gobierno de España considera que se da un paso más entre los elementos necesarios para materializar un acuerdo global con éxito en la próxima cumbre de cambio climático de Naciones Unidas, en Copenhague en diciembre de 2009, así como hacia un modelo de desarrollo económico mundial bajo en carbono.

 

Perspectivas de mercado

IRENA, con su carácter instrumental, contribuirá a una mayor y rápida transferencia de tecnología y capacidades hacia los países en desarrollo, que permitirá gestionar adecuadamente la entrada de estas tecnologías en sus respectivos sistemas energéticos. Ello va a suponer un incremento global de la demanda de estas energías, lo que puede ser un gran incentivo para el sector industrial español de energías renovables para mejorar sus procesos productivos y de innovación con un abaratamiento de los costes unitarios, explica Industria en nota de prensa. 

 

El ministro de Industria destacó en su discurso que España es en la actualidad líder en algunas de las tecnologías renovables, como la eólica, ocupando el tercer puesto en el ranking mundial, tras Estados Unidos y Alemania, en este tipo de aprovechamiento energético.

 

Para ampliar información, véase: IRENA Conference.

shadow