Energía Geotérmica presenta el suelo refrescante como alternativa en el campo de la climatización

Imagen de arturo

energia_geotermica.jpgLa compañía valenciana Energía Geotérmica presenta en su showroom de Museros la aplicación de la geotermia para soluciones de climatización, combinada con una instalación de suelo radiante/refrescante. 

 

Este sistema supone una gran novedad y un avance en el mundo de la
climatización puesto que se trata de un sistema basado en la transmisión
directa a través de la radiación, por lo que no emplea el aire como
elemento trasmisor lo que proporciona un ahorro energético muy
importante. 

Los sistemas de suelos radiantes/refrescantes además permiten disponer de una instalación de climatización integral. En invierno el agua recorre la tubería integrada en el suelo a una temperatura en torno a los 35-40 ºC y aporta el calor necesario para lograr una temperatura de confort en la vivienda. Pero existe asimismo la interesante posibilidad de emplear una instalación de este tipo para conseguir una climatización integral que nos aporte calefacción durante el invierno y refresque el ambiente en los meses cálidos. Así, en verano el agua recorrerá la instalación a unos 14-18 ºC, absorbiendo el exceso de calor del local y proporcionando una agradable sensación de frescor.

Una instalación de climatización integral por suelo radiante/refrescante se compone del generador,  en el caso de la instalación de Energía Geotérmica, una bomba de calor geotérmica, donde se calienta o enfría el agua, los elementos necesarios para la distribución de la misma y los elementos que regulan y controlan el funcionamiento del sistema. En cuanto a la temperatura superficial, es necesaria una sonda que permite tener siempre controlada la temperatura del suelo con un valor límite de 29 ºC para calefacción y en 19 ºC en refrescamiento.

Para evitar condensaciones en periodo de refrescamiento se deben controlar las condiciones higrométricas así como la temperatura y humedad relativa del ambiente de tal modo que la temperatura superficial no sea nunca inferior a la temperatura de rocío.
Este sistema permite una distribución muy uniforme de la temperatura, lo que evita tener zonas frías o demasiado calientes en las estancias. Desaparecen asimismo las corrientes de aire que se originan con otros sistemas y que pueden llegar a ser desagradables, y que incluso, al remover el polvo, pueden llegar a generan problemas a las personas con asma, alergias, etc. Así pues, es una solución especialmente indicada para centros de salud como hospitales, geriátricos, etc.

Por otro lado, el hecho de que el suelo pase a ser el elemento emisor, elimina los problemas de ocupación de espacio y las lógicas dificultades en lo referente a la decoración que se suelen dar con otro tipo de emisores. Se evita asimismo la acumulación de suciedad en las paredes que se da, por ejemplo, cuando se emplean radiadores. Otra ventaja a destacar lo silenciosos que son este tipo de sistemas.  El coste energético de las instalaciones con suelo radiante/refrescante es siempre menor que el de las de los sistemas convencionales de climatización. Desde el punto de vista medioambiental la posibilidad de emplear generadores no contaminantes, como es el caso de las bombas de calor geotérmicas, o las bombas de calor aire-agua, que además pueden combinarse con captadores de energía solar térmica, hace que estemos ante un sistema realmente ecológico.

 

Energía Geotérmica

shadow