El director del CENER considera que la energía debe ser más "cara"

Imagen de energelia

Juan M. Ormazábal, director general del Centro Nacional de Energías Renovables, aseguró durante su comparecencia del pasado miércoles en el Senado ante la Comisión de Investigación Científica, Desarrollo e Innovación Tecnológica (I+D+i) para informar sobre las actividades del centro que existe una "carrera desmesurada" en la utilización de las energías renovables y están empezando a considerarse como un negocio "sustitutivo del ladrillo".

 

Ormazábal explicó que CENER ha desarrollado un Plan Estratégico 2008-2011, entre cuyas actividades se encuentran: el desarrollo de bioetanol con materiales residuales, la valorización de residuos agroalimentarios procedentes de industrias conserveras, o la obtención de hidrógeno a través de biomasa. Y recalcó la necesidad de desarrollar sistemas de producción más eficientes que los actuales, pues en España "tenemos una oportunidad tecnológica que no debemos perder para ser líderes en energías renovables".

 

Para ello, según el director del CENER, es necesario hacer entender a las empresas que deben reinvertir parte de sus beneficios en la mejora de tecnología, si no se hace así, habría que hacerlo por "vía tarifaria", lo que generaría los recursos necesarios que permitan la creación de una red integrada."La energía es muy barata —añadió Ormazábal— y a mí me parece que tiene que ser cara. Cuando a una casa le cuesta la energía lo mismo que un café al día, no se puede ahorrar energía. Es imposible. Creo que estamos teniendo un discurso desde el punto de vista energético que está falseado".

shadow