El crecimiento de la demanda nacional de energía eléctrica durante el 2008 alcanza el 0,8 por ciento

Imagen de arturo

Red Eléctrica de España ha publicado hoy su informe anual sobre el sector eléctrico español, en el que recoge los datos más significativos de la actividad del sistema durante el pasado año 2008. 

 

Lo más destacable del comportamiento del sector eléctrico español en el 2008 ha sido la desaceleración del crecimiento de la demanda de energía eléctrica, que se ha situado muy por debajo del incremento medio de los últimos cinco años. Este crecimiento es similar al de los países de nuestro entorno, que también ha sido del 0,8 %, aunque en los últimos años el consumo eléctrico español había registrado tasas de crecimiento muy por encima del conjunto de estos países. 

Desde el punto de vista regulatorio, el hecho más relevante del año es la aprobación de la Planificación de los sectores de electricidad y gas 2008-2016, que establece, con carácter vinculante, las redes de transporte de electricidad y gas que deberán construirse durante este periodo.

Demanda eléctrica 

La demanda de energía eléctrica nacional creció un 0,8 % durante el 2008, frente al 3,2 % del año anterior. Descontando los efectos de la laboralidad y la temperatura, el incremento se situó en el 0,6 %. 
La demanda peninsular alcanzó los 263.530 GWh. Se trata del crecimiento más bajo desde 1993, que fue del 0,1 % y se debe, fundamentalmente, a la caída de la actividad económica que se intensificó en el último cuatrimestre del año. 

En el conjunto de los sistemas extrapeninsulares, Canarias, Baleares, Ceuta y Melilla, el crecimiento ha sido del 1,7 %. También se ha apreciado una desaceleración, aunque más moderada que en el sistema peninsular. 

Otros aspectos destacables La red de transporte de 400 kV se ha incrementado en 552,3 km y la de 220 kV en 109,1 km, con lo que la red de transporte peninsular alcanza los 34.559 km de circuitos. 
La capacidad del parque generador del sistema eléctrico peninsular a finales de año era de 90.878 MW, de los cuales 61.825 MW correspondían al régimen ordinario y 29.053 MW al régimen especial. 

La potencia instalada en el 2008 se incrementó en un 5,7 % respecto al año anterior, al aumentar en 4.886 MW, la mayor parte de los cuales, 4.519 MW, provienen de nuevas instalaciones de régimen especial, principalmente de origen renovable. De esta potencia, 1.766 MW corresponden a nuevos parques eólicos y 2.519 MW a otras fuentes renovables, entre las que cabe destacar el incremento de las instalaciones solares cuya potencia instalada a final de año ascendía a 2.984 MW frente a los 558 MW del 2007. 
La demanda de energía eléctrica peninsular en este periodo se cubrió en un 76,2 % por centrales pertenecientes al régimen ordinario, tres puntos porcentuales menos que en el 2007. Por su parte, las aportaciones procedentes del régimen especial llegaron al 23,8 %. El saldo de intercambios internacionales fue exportador por quinto año consecutivo y representó el 4 % de la producción neta. 

Las energías renovables, incluida la hidráulica mayor de 50 MW, aumenta su protagonismo en la estructura de la generación eléctrica peninsular, al cubrir el 24 % de la demanda. 

Más información REE

shadow