Eduardo Collado, director técnico de ASIF, obtiene el doctorado en Ingeniería Industrial

Imagen de arturo

asif.jpgEduardo Collado Fernández, director técnico de la Asociación de la Industria Fotovoltaica (ASIF), leyó su tesis doctoral, "Energía solar fotovoltaica, competitividad y evaluación económica, comparativa y modelos", el pasado jueves, 17 de diciembre, consiguiendo la máxima calificación posible: sobresaliente cum laude por unanimidad.

El tribunal, presidido por Gabino Almonacid, catedrático de la
Universidad de Jaén, animó al propio Collado a divulgar su trabajo,
"incluso más allá de los círculos científicos, por su gran valor ante
la coyuntura energética actual".

 

La tesis de Collado evalúa los límites a medio y largo plazo de la competitividad económica de la energía solar fotovoltaica, en España en particular y en el mundo en general, estudiando la evolución que debe tener hasta ser competitiva respecto a las fuentes de energía tradicionales y otras emergentes. Una de las principales conclusiones de la tesis es la comprobación fehaciente de cómo la industria fotovoltaica, lejos de estar siendo gravosa para España, devolverá a corto plazo todas las ayudas recibidas. Esta devolución se producirá de dos modos:

 

En primer lugar, mediante aportaciones directas e indirectas, como los costes de personal, tasas realizadas a las distintas administraciones, disminución de la utilización de otras fuentes contaminantes, disminución de la dependencia energética del exterior, menores emisiones de CO2, etc. Y en segundo lugar, cuando se consiga la Paridad con la Red y sea competitiva respecto a la tarifa doméstica, incorporando los conceptos de autoconsumo y medición neta.

A posteriori, una vez compensadas todas las aportaciones, la energía fotovoltaica continuará dando beneficios adicionales a la sociedad por esos mismos conceptos y otros adicionales, al alcanzar, a más largo plazo, la competitividad con el mix de generación. Además, aportará las ventajas que tiene la fotovoltaica como generación distribuida, evitando pérdidas en las redes y permitiendo retrasar las inversiones de las distribuidoras.

Efecto multiplicador

En los distintos escenarios de penetración analizados por Collado se constata, según sus propias palabras, que "hay un efecto multiplicador, de modo que cuanto más se invierte en energía solar fotovoltaica, más rentable resulta a largo plazo para la sociedad". La siguiente gráfica muestra el beneficio económico neto que se obtiene en los distintos escenarios:

"Lo más difícil -añade Collado- es conseguir una regulación y un desarrollo de mercado óptimo para la industria fotovoltaica, que le permita crecer de un modo estable y sostenido, de acuerdo con la evolución y las características técnicas del sistema eléctrico, y de acuerdo con la tendencia de la demanda eléctrica. A mi juicio, la aplicación de la tarifa fotovoltaica flexible, sin cupos de potencia, sería perfecta".

"¿Y en qué momento habrá amortizado España toda la inversión que está haciendo en energía fotovoltaica?", le preguntó el tribunal de evaluación de la tesis. "Depende del crecimiento que tengamos y de la evolución de los costes de las demás energías. En un escenario ambicioso, con unos 20 GW en 2020, que es casi el doble de los planes del actual Gobierno, España puede amortizar toda la inversión a mediados o finales de la próxima década; en ese momento, con esa potencia instalada, podemos tener un saldo positivo de casi 25.000 millones de euros".

La tesis puede consultarse Aquí 

shadow