Día de acción global contra el cambio climático

Imagen de arturo

greenpeace.jpegEn Madrid, el escenario del Día de Acción Global ha sido la Plaza del
Museo del Reina Sofía. A las cinco de la tarde ya se concentraban
varios cientos de personas, familias, mayores, jóvenes...niños. 30
organizaciónes sociales y de medio ambiente había convocado allí una
concentración pacífica para luchar contra el cambio climático.

El acto ha comenzado con una pintada de manos verdes en unos muros como
símbolo del deseo de un futuro verde para nuestro planeta. También se
ha leído un manifiesto y, durante más de dos horas, se han oído
batucadas por toda la plaza.

En Madrid y en el resto de ciudades donde se han hecho convocatorias
por el clima, la respuesta ha sido contundente y emotiva..."Gobiernos:
COMPROMISO POR EL CLIMA YA!"

Desde Copenhague nos lo cuenta Juan López de Uralde, director de Greenpeace España:

Eramos muchos. Algunos hablan de más de 100.000. Yo no sé cuantos. Pero
hoy ha sido una gran demostración de fuerza ecologista a las mismas
puertas de la Cumbre del Clima. Decenas de miles de personas en la
calle exigiendo a los líderes mundiales acción contra el cambio
climático.

Se celebraba un Día de Acción Global contra el cambio climático con
acciones y protestas en todo el mundo. Pero el ojo del huracán era
Copenhague, por ser el lugar en el que se espera la llegada de más de
100 jefes de estado y de gobierno la próxima semana.

Desde primera hora de la mañana se han empezado a concentrar los grupos
de las más de 500 organizaciones que convocaban la protesta. A las
puertas del Parlamento danés empezaban a multiplicarse las pancartas de
mano con eslóganes como "No tenemos un Planeta B" o "Bla,
bla,bla....Actuad ahora".

El colorido era tan diverso que reflejaba toda la gama del arco iris. Y
lo que más llamaba la atención: mucha gente muy, muy joven. Ha sido una
protesta de los jóvenes de una generación condenada ya a vivir en un
mundo en cambio climático y que no quiere ver cómo empeora ese problema.

Hacia la una han comenzado los discursos, que se han alargado durante
una hora. Luego hemos echado a andar. Desde el centro de Copenhague
hasta el Bella Center. Han sido casi tres horas de marcha festiva al
compás de la música de las charangas.

Con la noche ya encima e iluminados por antorchas llegamos al final
de la marcha. Alli más discursos, y un mensaje dirigido en especial a
Obama: ha pasado el momento del "sí, podemos (yes, we can)". Es la hora
del "sí, lo hacemos (yes, we do it)".

 

Fuente Greenpeace

shadow