Convenio para el aprovechamiento energético de las microalgas

Imagen de energelia

La empresa alicantina Biofuel Systems (BFS) ha firmado con el Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía (IDAE) un convenio específico de colaboración cuyo objetivo es definir el marco de actuaciones conjuntas para la caracterización del uso energético de las microalgas mediante tecnologías tanto de combustión como de extracción de aceite y producción de biodiésel.

 

{xtypo_quote_right}El cultivo intensivo de microalgas fitoplanctónicas genera una biomasa que permite obtener electricidad, biopetróleo y celulosa-silicio{/xtypo_quote_right}

{xtypo_dropcap}E{/xtypo_dropcap}ntre los objetivos estratégicos del IDAE, organismo público dependiente del Ministerio de Industria, Turismo y Comercio, está desarrollar y financiar proyectos de innovación tecnológica y carácter replicable. Tras varios años de investigación, explican desde el IDAE, BFS ha sido la primera compañía en el mundo en producir biopetróleo a partir de las algas, consiguiendo un sistema de conversión de energía que permite la producción masiva y sostenible del primer biopetróleo: una nueva fuente de energía, similar al petróleo, que conserva todos sus productos y sus ventajas pero sin sus inconvenientes; y es por ello que el IDAE comienza, con la firma de un convenio, una etapa de actuaciones conjuntas con BFS para el aprovechamiento energético de las algas.

 

El biopetróleo no sólo no aumenta las emisiones de CO2, sino que las reduce, y además no genera ni SO2 (dióxido de azufre) ni productos secundarios nocivos. A través del sistema BFS, fundamentado en la naturaleza y más concretamente en el cultivo intensivo de microalgas fitoplanctónicas, se genera una biomasa que permite la obtención de electricidad, biopetróleo y celulosa-silicio.

 

El convenio ha sido firmado por Bernard Stroïazzo, director de BFS, Cristian Galbis, director científico de BFS, y Enrique Jiménez Larrea, director general del IDAE, informó el IDAE en nota de prensa.  

shadow