CCOO, UGT y otras organizaciones presentan alternativas al actual modelo energético

Imagen de arturo

ccoo_elica.jpgCCOO, UGT, Greenpeace, la Confederación de Consumidores y Usuarios (CECU), la Fundación Energías Renovables, la Confederación Española de Economía Social (CEPES) y la pequeña y mediana empresa de Cataluña (Pimec) han presentado esta mañana en Madrid una declaración conjunta de apoyo a un cambio de modelo energético y productivo sostenible, que genere empleo y reduzca la dependencia energética española del exterior.

 

Para hacer frente a la crisis energética, laboral y económica hace falta una nueva forma de producir y un nuevo modelo energético. Sindicatos, empresarios, ecologistas,  consumidores y representantes de la economía sociales creen que el cambio es posible y es necesario.

        
Los pilares de esta tercera revolución industrial serían:
 
Promover la creciente cobertura de las energías renovables en la demanda energética.

   

Aplicar adecuadas políticas de ordenación del territorio para minimizar las necesidades de desplazarse. Igualmente, fomentar al máximo la capacidad de las telecomunicaciones para ese mismo objetivo.
         

Actuar sobre la edificación, transformando el parque edificado en clave de eficiencia energética para ahorrar energía e instalando energías renovables en los edificios, de esta manera se generará una nueva actividad en el sector de la construcción.
      

Valorar el capital humano implementar políticas formativas para dotar a los trabajadores y trabajadores de los conocimientos y habilidades para desarrollarse profesionalmente en las tecnologías de la tercera revolución industrial, lo que implica la adaptación de los distintos tipos de formación profesional, ocupacional y continua.
       

Desarrollar las tecnologías de almacenamiento, el hidrógeno entre ellas.
        

Utilizar la tecnología de internet para transformar la red eléctrica de todos los continentes en una red interconectada, que actúe igual que el de internet, de forma que millones de edificios que generen una pequeña cantidad de energía a nivel local, in situ, puedan vender el excedente a la red de electricidad y compartirla con sus vecinos continentales.
        

Fomentar el reequilibrio modal del transporte y cambiar la flota de transporte hacia vehículos eléctricos y eficientes que puedan comprar y vender electricidad en una red eléctrica continental interactiva.
           

La declaración ha contado con el apoyo de Jeremy Rifkin,  profesor de la Escuela Wharton de Finanzas y Comercio y presidente de la Foundation on Economic Trends. Rifkin participa esta tarde junto a otros expertos en una jornada sobre el la energía y el empleo organizada por CCOO y UGT.

CCOO

shadow