Canarias lidera un proyecto que pretende utilizar el excedente eólico para el transporte urbano

Imagen de energelia

El Instituto Tecnológico de Canarias coordina el proyecto europeo Proyecto de Transporte Sostenible para Europa (CREATE), que aborda la integración de la movilidad urbana por medio de vehículos eléctricos que funcionarían con energías renovables.

 

{xtypo_dropcap}P{/xtypo_dropcap}otenciar el uso de vehículos eléctricos, alimentados a través de electricidad producida por sistemas de energías renovables, es uno de los objetivos del Proyecto de Transporte Sostenible para Europa (CREATE), coordinado por el Instituto Tecnológico de Canarias (ITC) y que se desarrollará conjuntamente con la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria (ULPGC), la Mancomunidad del Sureste de Gran Canaria, en colaboración con destacados socios transnacionales como el Centro Ricerche Fiat, de Italia, el Institut Nacional de Recherche (INRIA), de Francia, o el Israel Institute of Technology, entre otros.

 

El proyecto CREATE ha sido presentado dentro del VII Programa Marco de la Unión Europea (UE) y aborda la integración de la movilidad urbana, por medio de vehículos eléctricos, que funcionarían con energías limpias. "Se quiere investigar nuevas fórmulas de almacenaje energético a bordo de este tipo vehículos, que permitan acumular la energía, variable y fluctuante, en un sistema eléctrico como el canario, acotado y aislado", informa el ITE.

 

Aprovechar el excedente eólico

El proyecto CREATE pretende utilizar la potencia eólica excedentaria que se genera en los parques canarios para destinarla al transporte urbano. Con ello, se daría la posibilidad de aumentar los límites de la producción eólica, para integrarla en sistemas de almacenaje energético y en los sistemas de transporte que demanden esta potencia eléctrica, determinando si esa integración es viable técnica y económicamente.

 

Los avances en este campo, permitirían intercambiar datos con otros grupos de investigación europeos, contribuyendo a transferir a Canarias conocimientos y experiencias en aspectos relacionados con movilidad, y abriendo la posibilidad de introducir sistemas que permitan reducir la dependencia de los carburantes.

 

Otra novedad que aporta el proyecto es la futura instalación de un sistema a pequeña escala en el sureste de Gran Canaria, con lo que se validarían los modelos informáticos desarrollados para la optimización de la integración de energías renovables y sistemas de transporte eléctrico. Además, se organizarán diversas actividades de sensibilización, entre las que destaca la Conferencia Internacional sobre Movilidad con Vehículos Eléctricos. Este programa podría suponer la instalación en Canarias de centros de desarrollo de vehículos eléctricos y constituye un importante avance en las investigaciones y la aplicación de energías renovables.

shadow