Brian Korgel espera bajar el costo de las células solares a una décima parte del actual

Imagen de arturo

money.jpgPronto será posible producir células solares baratas usando tintas de nanopartículas que permitan su impresión de modo no muy diferente a como se imprimen los periódicos, o que permitan pintarlas en algunos muros de los edificios o en sus tejados.

Brian Korgel, ingeniero químico de la Universidad de Texas en Austin, espera bajar el costo a una décima parte del actual, gracias al reemplazo de un proceso estándar de la fabricación de células solares que requiere de altas temperaturas y es relativamente caro.

Lograr innovaciones como ésta es básicamente lo que se necesita para hacer que las células solares y la tecnología fotovoltaica en general sean adoptadas de forma amplia. El Sol proporciona una fuente de energía casi ilimitada, pero las tecnologías actuales para captar la energía solar son prohibitivamente caras y no pueden competir por ahora con los combustibles fósiles.

Durante los últimos dos años, Korgel y su equipo han estado trabajando en esta estrategia de usar nanomateriales especiales para la fabricación barata de células solares. Korgel está colaborando con los profesores Al Bard y Paul Barbara, ambos del Departamento de Química y Bioquímica, y el profesor Ananth Dodabalapur, del Departamento de Ingeniería Electrónica y Computación.

Las tintas podrían imprimirse en un proceso de rollo a rollo sobre un substrato de plástico, o de acero inoxidable. Y la perspectiva de poder pintar con las tintas el tejado o algún muro de un edificio también parece viable.

Gracias a sus nanoestructuras, estos "nanomateriales" para la absorción de la luz permiten fabricar con ellos láminas funcionales 10.000 veces más delgadas que un pelo.

En el 2002, Korgel cofundó en California una compañía llamada Innovalight que está produciendo tintas que usan silicio como base. Esta vez, Korgel y su equipo están usando seleniuro de cobre, indio y galio (CIGS por sus siglas en inglés), el cual es más benigno con el medio ambiente y también más barato.

El CIGS tiene otras ventajas sobre el silicio. Por ejemplo, por sus características, se necesita una cantidad mucho menor de este material para hacer una célula solar.

 

Fuente Amazings.com   scitech

shadow