Botadura de la primera boya en la planta de energía de las olas de Santoña

Imagen de energelia

Esta instalación de Iberdrola Renovables estará compuesta por 10 boyas. Las nueve boyas restantes, que se botarán en una fase posterior, contarán con una potencia de 150 kilovatios. Cuando todas las boyas estén en funcionamiento, se prevé que su producción eléctrica anual equivalga aproximadamente al consumo doméstico de unos 2.500 hogares.

 

{xtypo_dropcap}I{/xtypo_dropcap}berdrola Renovables ha procedido a la botadura de la primera boya de la planta piloto de energía de las olas de Santoña (Cantabria), que se convertirá, según la compañía, en la primera de este tipo puesta en marcha en Europa. La boya, suministrada por OPT, está formada por un flotador de unos siete metros de diámetro, un fuste (compartimento cilíndrico estanco) donde se aloja el sistema de transformación de la energía (20 metros de longitud) y un estabilizador de aproximadamente 10 metros. Dispone, además, de un sistema de amarre que consta de tres boyas semisumergidas ancladas al fondo marino a una profundidad de unos 50 metros.

 

El sistema de transformación de la energía, denominado Power Take Off (PTO), está compuesto por una serie de módulos internos, a través de los cuales se capta y transforma la energía de las olas para almacenarla y, posteriormente, evacuarla en condiciones óptimas. Por lo novedoso del proyecto, Iberdrola Renovables ha realizado numerosas inspecciones y pruebas de funcionamiento mediante simulaciones de las condiciones de operación a las que la boya tendrá que hacer frente en el mar, con oleajes de diferente intensidad. 

shadow