ASIF propone sancionar sin percibir la tarifa fotovoltaica a las instalaciones con irregularidades

Imagen de energelia

La Asociación de la Industria Fotovoltaica (ASIF) ha emitido un comunicado en el que apoya que "todas aquellas instalaciones que se hallen indebidamente acogidas al RD 661/2007 tampoco puedan acogerse al RD 1578/2008 y sean inhabilitadas para recibir la tarifa fotovoltaica que la política de fomento del Gobierno considere apropiada".

 

{xtypo_dropcap}L{/xtypo_dropcap}a Comisión Nacional de la Energía (CNE) tiene constancia de que 4.189 instalaciones fotovoltaicas (un 13,3% de la potencia inscrita) no estaban vertiendo energía en el sistema eléctrico el 30 de septiembre de 2008, fecha en la que concluyó la vigencia del régimen retributivo y de otros elementos del RD 661/07, explican desde ASIF. "El hecho de que dichas instalaciones inscritas no estuvieran produciendo puede deberse a un gran número de factores, no pocos ajenos a sus promotores o instaladores —puntualiza el comunicado emitido por la asociación—, pero en el caso de que estuvieran acogidas al RD 661/07, pueden existir anomalías que deben ser aclaradas". 

 

Por ello, ASIF considera muy oportuno que la CNE inspeccione las instalaciones fotovoltaicas susceptibles de cualquier irregularidad, a fin de conocer las razones que explican que no estuvieran inyectando electricidad. Y en el caso de que se constaten irregularidades, la asociación fotovoltacia se muestra contundente: "Hay que identificar a los responsables y aplicar las sanciones correspondientes con el máximo rigor".

 

Además, añade el comunicado de ASIF, las eventuales instalaciones que, tras aclararse sus circunstancias, estén indebidamente acogidas al RD 661/07, "no deben ser admitidas en el marco regulatorio establecido por el RD 1578/2008". ASIF considera que estas instalaciones deben "inhabilitarse para percibir la tarifa fotovoltaica", sin perjuicio de que reciban el precio medio del Mercado Eléctrico o equivalente, pues si no recae ningún tipo de sanción sobre ellas no sólo perjudicarán la imagen del sector fotovoltaico español, sino que "pueden restar capacidad al cupo establecido por el RD 1578/08, e incluso pueden tener preferencia frente a los nuevos proyectos, comprometiendo con ello la continuidad del mercado solar nacional".

shadow