Acciona proyecta tres plantas de biomasa en Castilla y León

Imagen de energelia

Las plantas se situarán en Briviesca (Burgos), Valencia de Don Juan (León) y Almazán (Soria) y sumarán una potencia de 55 MW, con una inversión conjunta de 140 millones de euros. Generarán 440 millones de kilovatios hora al año, equivalentes al consumo doméstico de 180.000 hogares de Castilla y León, y crearán 300 puestos de trabajo. Cuentan con la participación del EREN de Castilla y León.

 

La planta de Briviesca podría estar en marcha en el segundo trimestre de 2009 y las otras dos en el segundo semestre de 2010, informó Acciona Energía.

 

Briviesca: el proyecto más avanzado

La planta de Briviesca tendrá 15 MW de potencia y producirá 120 millones de kilovatios hora mediante la combustión de 98.000 toneladas de materia prima (un 80% de residuos herbáceos —fundamentalmente paja— y un 20% de residuos leñosos). Supone una inversión de 43 millones de euros y su construcción se iniciará a finales de 2007 o inicios de 2008.

 

La mayor parte de la materia prima provendrá de las provincias de Burgos y Palencia (en un radio de 75 kilómetros en torno a la planta), y en especial de la comarca de la Bureba, beneficiándose todas ellas de la puesta en valor de esta materia orgánica residual. Para ello se suscribirán contratos a largo plazo con agricultores, cooperativas y profesionales del sector. La planta generará 25 empleos directos y 75 indirectos.

 

Valencia de Don Juan: la mayor planta

La planta de Valencia de Don Juan (León) será la de mayor potencia (25 MW) de las tres proyectadas. Consumirá 160.000 toneladas de materia prima al año, con una distribución de la misma similar a la de Briviesca (80% residuos herbáceos, 20% residuos leñosos). Supone una inversión de 55 millones de euros y producirá 200 millones de kilovatios hora.

 

La mayor parte de la materia prima provendrá de las provincias de León, Palencia, Valladolid y Zamora en un radio de 100 kilómetros en torno a la planta. Por el este, el radio de aprovisionamiento de la materia prima alcanzará casi el correspondiente a la planta de Briviesca por el oeste, lo que hará que casi toda la zona norte de la Comunidad —Burgos, Palencia y León— sea potencial suministradora de la planta. La instalación creará entre 25 y 30 empleos directos y 100 indirectos.

 

Almazán: diferentes materias primas

La planta de Almazán (Soria) se ha proyectado con 15 MW de potencia y tendrá una mayor variedad de materia prima para la combustión: residuos forestales y agrícolas por un lado y cultivos energéticos, por otro, en proporción que variará a tenor de las tendencias en el suministro y la evolución del negocio. La planta supone una inversión de 42 millones de euros, y producirá 120 millones de kilovatios hora al año.

 

Dada la diversidad de aprovisionamientos y el diferente poder calorífico de los mismos, se necesitarán 117.000 toneladas de materia prima al año, con un radio de aprovisionamiento en torno a la planta de 75 kilómetros, que comprende la totalidad de la provincia de Soria, y algo de la de Burgos. La planta creará 25 empleos directos y 70 indirectos.

shadow