La importación de biodiésel, un 50% más en 2010, crece sin estrategia de futuro

Imagen de arturo

La implantación de los biocombustibles en España atraviesa una etapa de incertidumbre ante la carencia de una estrategia política a largo plazo para utilizar esta fuente de energía renovable como sustituta de los combustibles fósiles en el sector del transporte, lo que ha generado la paralización de la producción nacional por la importación sin control desde terceros países, según se desprende del Informe Biocombustibles 2010, elaborado por el departamento de Gestión del Conocimiento de Torres y Carrera.

El estudio señala que en 2010, según las estimaciones de la CNE (Comisión Nacional de Energía), el biodiésel importado pasó de representar el 30% del consumo total de este producto en 2009 -que es el 85,5% de los biocombustibles- a ser el 45% en 2010, lo que significa un crecimiento del 50%.

 

Torres y Carrera

shadow